El FC Barcelona venció al Bayer Leverkusen (2-1) con dos tantos consecutivos a diez minutos del final en un partido horroroso del conjunto catalán. Así pues, los goles de Sergi Roberto (m. 80) y de Luis Suárez (m. 82) ponen a los azulgranas como nuevos líderes del grupo E tras la sorprendente victoria del Bate Borisov sobre la Roma por 3-2. Andrés Iniesta se añadió a la extensa lista de lesionados del Barcelona.

Durante la primera parte, el Camp Nou presenció un espectáculo soporífero sobre el césped, algo a lo que nos está ya acostumbrando el Barcelona en los inicios de temporada con Luis Enrique en el banquillo. Los catalanes mecían el balón de un lado para el otro sin agresividad alguna y además hoy los centrocampistas se sumaron a esa poca solvencia y precisión que ofrecen los defensas en estos últimos partidos.

Anuncios
Anuncios

Sergio Busquets perdió hoy demasiados balones por complicarse la vida, Iniesta estuvo intranscendente y Rakitic olvidándose de su carácter ofensivo para cubrir tantos desajustes. El Bayer Leverkusen sólo tuvo que esperar a esos errores para lanzar rápidas contras que enseguida se plantaban cerca del área blaugrana. En el minuto 22, un córner botado por Calhanoglu fue peinado por Papadopoulos en una suma de errores entre Mathieu, Luis Suárez y un otra vez desacertado Ter Stegen, quien volvía a ser superado por décimo partido consecutivo. El Bayer se adelantaba en el marcador con un esfuerzo mínimo y el Barcelona seguía sin saber responder. Las combinaciones rápidas con Suárez hoy no llegaban a buen puerto, Sandro lo intentaba con más ganas que acierto y a Neymar nadie del estadio lo vio hasta los minutos finales de la primera parte.

Anuncios

Concretamente, apareció tras hacer un piscinazo digno de un saltador olímpico que le valió una amarilla. Minutos después empezó a dar un poco más de guerra por su cuenta con un balón al poste que la defensa alemana desvió a córner tras el rechace en boca de gol de la segunda opción de Sandro.

En la segunda mitad siguió la misma tónica de desastres y Chicharito no tardó ni cinco minutos en dar el primer aviso. El Camp Nou silbaba a sus jugadores mientras estos se dedicaban únicamente a quejarse al árbitro y a reprocharse cosas mútuamente como en un partido de patio de colegio. En ese aire caldeado, y con el Barcelona sabiéndose tercero de su grupo y sumando sus contiendas europeas por derrotas, Andrés Iniesta se lesionó solo en el minuto 60 y Luis Enrique aprovechó para iniciar una rueda de cambios en los siguientes minutos: Jordi Alba, Munir y Sergio Roberto entraron por Iniesta, Sandro y Rakitic, respectivamente. El equipo subió un poco su intensidad y agresividad a medida que los alemanes iban arrinconándose, aunque hoy era una noche negra para los hombres de Luis Enrique.

Anuncios

Pero a base de insistir, finalmente en el minuto 80 Sergio Roberto aprovechó un balón muerto en el área chica para batir a Leno. E inesperadamente, Luis Suárez colocó el balón en la escuadra del equipo alemán en la siguiente jugada para poner el 2-1 definitivo en el marcador.

Así pues, con esta pírrica victoria, el #FC Barcelona evita un escenario muy complicado en la fase de grupos de la Champions y paradójicamente ahora lidera su grupo. Sin embargo, las sensaciones siguen sin ser las óptimas para un conjunto como el azulgrana en donde la exigencia es máxima. Y a la espera del alcance de la lesión de Iniesta, Luis Enrique deberá hacer malabares para preparar sus próximos partidos. #Fútbol #Deportes Barcelona