Partido intenso y emocionante el vivido en el estadio del Olympique de Lyon en esta segunda jornada de la fase de grupos de la #Champions League, en la que el #Valencia CF consiguió tres puntos importantísimos que le permiten encarar los cuatro partidos restantes con cierto optimismo de cara a afrontar el objetivo de la clasificación a octavos de final de esta competición.

El choque, que desde la previa se preveía intenso, no defraudó y tuvo todos los alicientes de un partido de esta importancia. El primero en asomarse a la portería rival fue Mathieu Valbuena, el jugador más peligroso del equipo francés durante toda la noche.

Anuncios
Anuncios

Una falta botada a la perfección obtuvo una respuesta aún más espectacular de Jaume Domènech. Mención aparte merece este joven portero de Almenara, que se está convirtiendo en el gran salvador del equipo de Nuno en estos últimos encuentros.

Con el transcurso de los minutos fue el Valencia el que se asentó en el terreno de juego y comenzó a crear peligro sobre la meta de Lopes. Primero Abdennour, tras rematar de cabeza un saque de esquina, y más tarde Feghouli, en una gran jugada colectiva, se toparon con el palo de la meta rival. Cuando parecía que la primera mitad acabaría con el 0-0 inicial, fue de nuevo Feghouli, el futbolista más activo de los che, el que culminó una acción de Piatti con un gran disparo desde fuera del área que se coló por la escuadra del meta portugués del Lyon. Era el minuto 42, y con algún que otro sobresalto, el Valencia consiguió mantener la ventaja hasta el tiempo de descanso.

Anuncios

Los segundos 45 minutos fueron un auténtico asedio para la portería valencianista, ya que el equipo se vio superado en todo momento por la velocidad del conjunto francés, que sin embargo, no supo finalizar ninguna de las ocasiones de las que dispuso. En los minutos finales y casi sobre la bocina, Jaume Domènech se erigió de nuevo en el gran protagonista al sacar dos manos milagrosas que permitieron al conjunto de Nuno Espirito Santo llevarse los tres puntos de un estadio complicado y encaramarse a la segunda posición de su grupo, solamente superado por el Zenit ruso, que también ganó su partido ante el Gante belga.

El Barcelona sufre sin Messi pero consigue la victoria

Por su parte, el cuadro de Luis Enrique supo sobreponerse al primer partido sin su gran estrella, Lionel Messi, y consiguió una trabajada victoria ante el conjunto alemán del Bayer Leverkusen. Tras verse por detrás en el marcador durante la primera mitad, el conjunto culé tuvo que tirar de paciencia para derribar el muro alemán, que duró hasta el minuto 80, cuando el canterano Sergi Roberto perforó la portería rival. Solo dos minutos después, el uruguayo Luis Suárez confirmó la remontada y colocó a su equipo como líder del grupo E.

Un buen día para los equipos españoles, que dan un paso muy importante en sus aspiraciones por clasificarse a los octavos de final de la máxima competición continental de clubes que es la Champions League.  #Fútbol