En qué nos beneficia comer bacalao:

Es un pescado blanco muy bueno y beneficioso dentro de una dieta equilibrada y saludable. Es rico sobre todo en proteínas de alta calidad, minerales y vitaminas. Destaca su bajo contenido graso y de carbohidratos.

Entre sus vitaminas más destacadas se encuentra la vitamina A y las del grupo B (como el ácido fólico). Contiene además potasio, zinc y fósforo, por poner alguno de sus minerales más abundantes. Hay que apuntar que el bacalao ayuda a mejorar la fertilidad masculina.

Bacalao ajorriero y su origen

Es un plato de escasa dificultad, elaborado con bacalao en salazón preparado a la sartén con diferentes verduras (tomate y ajo son las más características),

Su origen no está del todo claro, pero tal y como nos indica su nombre, se supone que éste plato se inició en la actividad de los arrieros.

Anuncios
Anuncios

Los expertos creen que iban incorporando diferentes #Alimentos al plato por el camino. Es preparado sobre todo en León, Aragón, Cuenca, Navarra y en el País Vasco.

Ingredientes de nuestra receta:

- Un lomo mediano de bacalao salado

- Media cebolla

- Un diente de ajo

- Dos pimientos rojos asados

- Un pimiento choricero

- Dos cucharadas de tomate en salsa casero

- Aceite (siempre de oliva)

Así lo prepararemos:

En primer lugar desalaremos nuestro bacalao. Para conseguirlo, lo lavaremos bien con agua fresca eliminando la sal de fuera. Después, lo dejaremos cubierto de agua fría un día en la nevera. Tendremos que cambiarle el agua un par de veces, cada 8 horas más o menos. Cuando esté desalado deberemos desmigajarlo, hasta conseguir tenerlo en trozos de pequeño tamaño.

Para la elaboración del plato, picaremos la cebolla y la pocharemos en una sartén o cazuela de barro con un poquito de aceite.

Anuncios

No añadiremos sal dado que el bacalao ya tiene la sal suficiente. Cuando empiece a transparentarse la cebolla (unos cinco minutos) añadiremos el ajo cortado de una forma muy fina.

Mientras tanto, lavaremos el pimiento choricero y le quitaremos las semillas (para ello deberemos abrirlo) y lo remojaremos unos diez minutos en agua templada.

Una vez que nuestro ajo empiece a tener color añadiremos los pimientos rojos cortados a tiras y nuestra salsa de tomate. Pondremos la sartén a potencia media unos minutos.

Escurriremos el pimiento choricero y tras colocarlo en una tabla, rasparemos su interior sacando toda su carne rehidratada. Si no encontráramos pimientos choriceros podríamos usar en su lugar su carne en bote, la cual es más fácil de encontrar. La medida será un poco menos de una cucharada pequeña.

Añadiremos ésta cucharadita en la sartén con los demás ingredientes y le daremos vueltas otro minuto aproximadamente. Tras ello, incorporaremos el pescado desmigajado y lo cocinaremos a potencia baja diez minutos. Removeremos bien para que quede bien mezclado todo a la vez.

Se debe servir recién cocinado. Lo presentaremos sobre unas rebanadas de pan para degustarlo como una tosta. ¡Qué aproveche! #Cocina #Calidad de vida