El Sevilla se ha colocado como colista de primera división. El equipo sevillista, tras cinco jornadas disputadas, ha sufrido tres derrotas y ha empatado en dos ocasiones.

El conjunto entrenado por Unai Emery no ha logrado conseguir aún una sola victoria en liga, consiguiendo tan sólo dos puntos de los quince disputados. La situación empieza a ser preocupante, el equipo que el año pasado arrasó en la Europa League y consiguió sumar nada más y nada menos que 76 puntos en Liga es ahora último en la tabla y no parece ser el mismo.

Los sevillistas han vuelto a ver este verano como se marchaban algunos de los pilares durante la pasada campaña, Bacca se marchó al Milan, Aleix Vidal al FC Barcelona y M´bia decidió no prolongar su contrato y marcharse al Trabzonspor turco.

Anuncios
Anuncios

Para compensar el Sevilla realizó un gran esfuerzo con fichajes de la talla de Konoplyanka, Rami o Fernando Llorente. En total, en esta pretemporada, el Sevilla se ha desprendido de más de una decena de jugadores y ha acometido diez fichajes.

No es fácil para un entrenador que los nuevos jugadores adquieran los conocimientos y se adapten a la competición así como a los propios compañeros. Quizás no es lo ideal cambiar tantos jugadores en una sola temporada, ya que los futbolistas requieren un tiempo de adaptación y de aprendizaje para adquirir los nuevos conceptos futbolísticos.

Además de esta circunstancia, el Sevilla ha sufrido una severa plaga de lesiones, afectando sobre todo a la defensa. El conjunto sevillista anda escaso de efectivos en la zona defensiva, con Pareja lesionado de larga duración, los constantes problemas de Carriço, la lesión de Rami y el último en causar baja, el que había sido portero titular hasta entonces, Beto.

Anuncios

Ahora hay que sumarle la lesión del argentino Banega, pieza importantísima en el esquema de Unai Emery.

El Sevilla ha sumado solo dos goles a favor y ha encajado ya ocho tantos.

La imagen ofrecida por el conjunto de Nervión en los partidos ante el Celta y Las Palmas ha sido bastante preocupante, con primeras partes pésimas que terminaron significando la derrota de los de Unai.

Ante el Celta el equipo se mostró impotente ante el buen juego de los celestes y en una primera parte para olvidar y sin ideas ni alternativas, en la segunda parte el Sevilla mostró coraje e intentó igualar el encuentro pero ya era tarde.

En su visita a Las Palmas se volvió a repetir una historia parecida, aunque esta vez el técnico vasco del Sevilla dio la impresión de encontrarse completamente perdido. Más preocupante si cabe, el técnico presentó una alineación muy extraña, con cuatro centrocampistas y sin bandas, dejando en el banquillo a Vitolo y Reyes, y dando entrada al hasta ahora inédito Cristóforo.

¿Quien se podría imaginar un Sevilla sin extremos?, teniendo a Reyes, Vitolo o Konoplyanka y a un tal Llorente para el remate.

Anuncios

Un equipo que siempre se ha caracterizado por tener puñales en lugar de bandas (Navas, Alves, Adriano, Puerta, Capel, Alberto Moreno...)

Las lesiones deben ir desapareciendo, el equipo debe mejorar su juego y Emery debe volver a hacer lo que sabe hacer. En los próximos días veremos si el Sevilla despega de una vez. #Fútbol #Champions League #Deportes Sevilla