Pau Gasol hizo un partido fantástico que dio la victoria a España en el Lille Metropole Arena y que da el pase a los cuartos de final del Eurobasket 2015. El partido fue mucho más duro que lo que el marcador refleja (80-66) ya que España lo tuvo bastante crudo en los primeros minutos de juego. Los pitos de la afición francesa no ayudaban, pero aún así la selección española fue a por una sufrida victoria que acabó con la afición francesa ovacionando a Pau Gasol por su magnífica actuación.

El partido comenzó con los emparejamientos exteriores cambiados. Tras fallar los tres primeros intentos, España consiguió más confianza en su tiro y comenzó con un parcial de 10-0 tras dos canastas de los polacos (10-4).

Anuncios
Anuncios

Pero estos no tardaron en responder y pronto se puso el marcador en un empate (15-15). La selección llegó, como en casi todos los encuentros anteriores un poco nerviosa y descolocada. Un toma y daca constante, en el que muy de vez en cuando parecía que esto era solo cosa del momento. Los polacos cometieron una clara falta mientras que Sergio Llull tiraba un triple que permitió que el mallorquín tirara tres tiros libres al final del primer cuarto que permitió a la selección irse con un marcador ventajoso (25-20).

El segundo cuarto comenzó con Claver defendiendo Waczynski. Karnowski, que salió sustituyendo a Marcin Gortat, hizo muy bien su papel. Los tres hombres más altos en la pista fueron los que nos dieron un poco más de esperanza y es que enchufaron los triples con buenos porcentajes (Gasol, Mirotic y Claver).

Anuncios

En el marcador se reflejaba un claro 39-33. Pero los polacos siguieron respondiendo: 39-39. Una canasta de Nikola Mirotic nos permitió irnos dos arriba al descanso (41-39).

En el tercer cuarto todo seguía igual, un partido muy igualado en el que había que sudar tinta china por anotar una canasta. El alero polaco Waczynski dio un respiro a su selección con muy buenas selecciones de tiro acercando un poco más a su selección. Los españoles comenzaban a ceder faltas tontas que permitían a Polonia acercarse cada vez un poco más debido a la falta de concentración y a los nervios. España solo consiguió 4 canastas y 6 tiros libres en el tercer cuarto. Mirotic consiguió anotar un 2+1 que permitía igualar el marcador al descanso (55-55).

Todo parecía que el partido se iba a decidir en los últimos segundos pero no fue así. La buena defensa al comienzo del último cuarto permitió que España fuera desahogándose. España terminó sobrepasando a los rivales la resistencia rival. A los polacos les costaba mucho anotar, mientras que Pau Gasol anotaba tres triples mortales que dejaban sentenciado el partido. Finalmente España consiguió la victoria sobre el combinado polaco por 80-66. España ya espera a Grecia de Giannis Antetokounmpo en los cuartos de final que seguro que será un partido no apto para cardíacos.   #Baloncesto