En el #Fútbol no siempre el dinero es garantía de éxito. En el mundo del fútbol hay representantes de futbolistas muy avezados, directivos derrochadores y malos gestores. Los grandes de nuestro fútbol acostumbran a realizar fichajes a precios muy elevados cada temporada pero no siempre se acierta en el mercado de fichajes...

Analizamos diez de los peores fichajes en la historia de la liga española: #FC Barcelona

  • Anelka: En 1999 el #Real Madrid pagó por su traspaso 5.600 millones de las antiguas pesetas al Arsenal, lo que hoy en día serían más de 33 millones de euros. El delantero francés permaneció una sola temporada en el conjunto blanco y logró anotar siete goles en 33 partidos jugados entre todas las competiciones.
  • Riquelme: El Barcelona consigue su fichaje en 2002 tras abonar algo más de 13 millones de dólares, el argentino era considerado el sucesor de Maradona, pero nada más lejos de la realidad, el centrocampista participa en 42 encuentros oficiales aunque solo es titular en 21 de ellos y anota 6 goles. La temporada siguiente es traspasado al Villareal.
  • Bogdanovic: Procedente de la liga japonesa y bosnio de nacionalidad, los 2.900 millones de pesetas (17 millones de euros) que el Atlético de Madrid pagó por su adquisición causaron muchas dudas en 1997. Solo jugó una temporada, jugando apenas 18 partidos y marcando 7 tantos. Posteriormente se descubrió que en su fichaje hubo graves irregularidades.
  • Denilson: El Betis abonó la friolera cantidad de 5.300 millones de pesetas (unos 32 millones de euros) por la emergente estrella brasileña en 1997. Con su multimillonario contrato, el futbolista permaneció 8 temporadas desde que llegara en 1996, logrando marcar tan solo 15 goles entre todas las competiciones.
  • Roberto Ríos: El Athletic de Bilbao pagó al Betis los 2.000 millones de pesetas (12 millones de euros) que figuraban en su claúsula de rescisión para reforzar al equipo de cara a la temporada 1997/1998. El vasco permaneció 5 temporadas en el club bilbaíno y nunca llegó a lograr ser un titular habitual.
  • Drenthe: En 2007 el Real Madrid pagó por su fichaje 14 millones de euros, denominado el "Roberto Carlos holandés", el futbolista permaneció tres temporadas en el conjunto blanco donde fue noticia fuera de los terrenos de juegos más que dentro de ellos. Su registro goleador: 4 goles.
  • Chigrinsky: El Barcelona abonó 25 millones de euros por el fichaje del defensa ucraniano en 2009, tras una temporada en la que solo juega 12 partidos sin destacar, es traspasado a su equipo de origen por 10 millones menos de lo que le costó al equipo catalán.
  • Otero: el Sevilla pagó al Vicenza italiano más de 1000 millones de pesetas por el delantero uruguayo en 1999. Permaneció tres temporadas en el equipo sevillista con un rendimiento nulo, marcando dos goles. Se le recuerda por su "no gol" en un partido de liga contra el Oviedo. El uruguayo, tras superar al portero local, acompaña el balón hacia la línea de gol y no ve a nadie en la trayectoria que seguiría la pelota, se aleja hacia la banda para celebrarlo pero un defensor llega antes de que el esférico entre y desbarata el gol.
  • Samuel: El Real Madrid decide reforzar la plantilla en 2004 con el prestigioso central argentino a cambio de 25 millones de euros, procedente de la Roma. Una temporada nefasta le lleva de vuelta a Italia al año siguiente tras su fracaso.
  • Gerard: El Barcelona paga al Valencia 22 millones de euros por el centrocampista español en el año 2000, su rendimiento nunca superó las expectativas y entre lesiones pasó 5 temporadas en el conjunto blaugrana fracasando estrepitosamente.