La selección española de #Baloncesto suma su segunda derrota en el Eurobasket y tiene ahora la obligación de ganar sus próximos dos enfrentamientos ante Islandia y Alemania. Italia despertó en el segundo tiempo gracias a un inspiradísimo Belinelli (27 puntos con un 7/9 en tiros de 3, 4 rebotes y 7 asistencias) y a un omnipresente Gallinari (29 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias).

Partido interesante ante Italia al enfrentarse sobre la pista dos filosofías de ataque: España basó su juego ofensivo en los hombres interiores y Italia hizo lo suyo con sus artilleros desde la línea de tres puntos. Pau Gasol (34 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias), Mirotic (13 puntos, 6 rebotes y 1 asistencia), Felipe Reyes (9 puntos, 3 rebotes y 1 asistencia) y Hernangomez (6 puntos) tuvieron contra las cuerdas a la escuadra italiana durante el primer período, pero todo cambió en el tercer cuarto cuando Belinelli empezó a torpedear la canasta española y los ítalos consiguieron una ventaja de diez puntos que España ya no pudo remontar.

Anuncios
Anuncios

Las claves de este encuentro fueron dos. En primer lugar, la falta de aportación de los jugadores exteriores de la selección. De los 98 puntos finales, sólo 36 no fueron de los hombres interiores y, ante la eficacia de la artillería italiana, era necesaria la respuesta de los exteriores de Scariolo. La segunda clave fue Gallinari. Si bien Belinelli se llevará portadas por su acierto en el tiro, el jugador de 27 años Gallinari tuvo contra las cuerdas al combinado español por tener un perfil muy particular y realizar hoy un partido tremendamente inteligente. Es un interior fuerte y con una fiabilidad enorme en su tiro lejano, lo que lo convierte en un jugador muy incómodo de defender. Con Gasol defendiendo a un motivado Bargnani (18 puntos y 3 rebotes), los otros pívots españoles no consiguieron encontrar el modo de desconectar al italiano: o bien anotaba de lejos, o bien asistía a un compañero ante las ayudas de la defensa española.

Anuncios

Así pues, los de Scariolo fueron de más a menos durante el partido y acabaron perdiendo por 98-105. Con este resultado, mañana la selección española afrontará su encuentro ante Islandia (21h) con obligación de ganar, ya que un batacazo en cualquiera de los dos próximos enfrentamientos de esta fase de grupos pondría en graves apuros al equipo nacional.