Esta noche se ha conseguido un buen triunfo para levantar el ánimo en la selección y afrontar de la mejor manera posible el importante partido de mañana contra Alemania. Islandia fue el rival peleón que se esperaba, pero acabaron cediendo ante el poderío de la selección Española y más concretamente al de Gasol y Mirotic: 43 puntos entre ambos, sin participar ya en el último cuarto.

Nikola Mirotic fue el mejor de los nuestros desde el comienzo del partido con 14 puntos en el primer cuarto (20-16). Consiguió un triple al comienzo, realizó entradas y anotó tiros libres.San Emeterio salió en el quinteto inicial por Rudy y gracias a la buena defensa de Pau Ribas a Stefansson permitió a España abrir la lata bastante pronto (17-8).

Anuncios
Anuncios

Dos triples de Ermolinskij fueron suficientes como para empezar a tener dudas en el partido, a la selección se le vio bastante nerviosa tras los dos triples encajados.

España comenzó el segundo cuarto con un parcial de 0-11 aunque los islandeses no tardaron en despertar de nuevo, de 28-20 a 28-31 gracias a un 2+1 de Stefansson, que aprovechó el emparejamiento con San Emeterio. Los islandeses estuvieron apretando el marcador hasta que se llegó al resultado de 30-34.

España tuvo bastante suerte, ya que los triples que tanto se resistían acabaron entrando tres minutos antes del descanso. Primero Sergio Rodríguez (33-34) y luego dos seguidos de Pau Ribas (36-36 y 39-36) que se le ve bastante enchufado en la selección, rompieron la mala racha por la que España estaba pasando en cuento a tiro exterior se refiere y frenaron a los islandeses que ya parecían venirse arriba.

Anuncios

Finalmente se llegó al descanso con un marcador de 41-36, favorable, pero con serias dudas en el equipo.

La segunda mitad comenzó con otra vez con Nikola Mirotic enchufado. España consiguió ponerse diez puntos arriba en el marcador rápidamente (46-36). España comenzó a tirar de juego interior, lanzado balones a Pau y a Mirotic que consiguieron aumentar aún más la diferencia en el marcador (73-50).

Los islandeses siguieron luchando por intentar conseguir cada canasta creyendo aún en una posible remontada pero en el último cuarto España sentenció bien el partido y lo mandó a la basura unos cuatro minutos antes de que el árbitro pitara el final del encuentro.

A España ya solo le valía la victoria. Se ha conseguido la primera victoria vital pero mañana tienen un importante duelo contra la selección Alemana de Dirk Nowitzki. Aunque si Islandia consigue ganar contra Turquía en el partido de mañana España se clasificaría aún perdiendo con los Alemanes, solo vale pensar en ganar el partido de mañana. #Baloncesto