En el mes de Enero de 2003, cuando Cristiano Ronaldo tan solo tenía 17 años y jugaba en el Sporting de Lisboa, un equipo de la #Liga española como es el #Valencia se interesó en hacerse con los servicios de este jugador. Francisco Roig era candidato a la presidencia del club donde se había aliado con el actualmente conocido Jorge Mendes (representante de jugadores), el trato era que si llegase ser presidente, ficharía a Cristiano Ronaldo.

El Sporting de Lisboa sabía que tenía una joya en su equipo y por lo tanto no lo iba a vender por un precio bajo, por aquellos entonces le reclamaban 5 millones por el jugador, pero apareció Juan Soler que compró varias acciones del Valencia y entorpeció la operación.

Anuncios
Anuncios

En un principio la ya nueva directiva del club creyó excesivo ese precio, pero Mendes les ofreció los informes del jugador y les invitó a verle jugar, donde el Valencia días más tarde retomó las negociaciones y llegaron a ofrecer 6 millones, 1 millón más de lo que pedían. Pero finalmente, Cristiano Ronaldo acabó fichando por el Manchester United y vestido de rojo en Old Trafford, equipo que ofreció el doble de dinero para hacerse con él. Pero el Valencia no se rindió y lo intentó de nuevo en el año 2006, saltaban las noticias de que el club iba de nuevo a pujar por el jugador, pero parecía todo mentira y finalmente no se llegó a nada, por lo que Cristiano Ronaldo nunca llegaría a vestir la camiseta del Valencia.

Cuántos equipos no daría ahora lo que fuera por tener en sus filas a este tipo de jugador, el mejor jugador del mundo, una estrella que posee habilidades poco antes vistas, un potente golpeo al balón y una velocidad imaginable.

Anuncios

Y no hablemos de números, donde cada año bate sus propios récords dejando cada vez el listón más alto y proclamarse el mejor jugador de la historia del #Fútbol.

Cristiano Ronaldo es uno de los futbolistas más pitados en Valencia por la afición, que si todo hubiera salido bien en su momento podría ser uno de los más vitoreados en Mestalla en estos momentos, así es la vida de un futbolista.