No hay palabras para describir lo vivido hoy en Lille. La selección española iba siempre a remolque en el marcador y a falta de seis minutos para el término del encuentro perdían 52-61 ante los franceses. Habían remontado ya en ocasiones desventajas de once puntos, pero parecía que España no acabaría ya por igualar a los galos en el último cuarto. Scariolo puso los jugadores con más galones y un sobrehumano Pau Gasol (40 P y 11 R) realizó una gesta imposible. Un postrero triple de Batum (14P y 7R) a pocos segundos del final evitó una prematura derrota de Francia (66-66), aunque nada pudo hacer luego en la prórroga para parar al interior catalán y que la selección sellase su pase a la final del Eurobasket (80-75)

A pesar de la histórica rivalidad entre ambos combinados, y más después de la derrota española en idéntica semifinal dos años atrás en Eslovenia (72-75), los hombres de Scariolo salieron fríos al encuentro y Francia anotaba con relativa facilidad.

Anuncios
Anuncios

La selección no se entonó hasta la entrada del Chacho (15P, 4R y 3A), aunque las rachas de Parker (10P, 4R y 6A) y Gelabale (10P y 2R) impidieron llegar a España por delante en el marcador a la media parte (32-33).

A la vuelta del descanso, de nuevo un mauvaise tercer cuarto parecía condenar de nuevo al equipo al llegar a estar diez puntos por debajo a dos minutos para finalizar ese tiempo (40-51). La escasa anotación española correspondía sobretodo al incombustible Gasol, al Chacho y a Rudy (7P y 5R), pero todo esfuerzo era en balde al conceder demasiadas segundas opciones por no controlar el rebote defensivo y permitir los puntos de Gobert (8P y 13R) y Lauvergne (11P). Parecía que España ya no le quedaban fuerzas para seguir intentándolo, pero entonces ese diésel que lleva Gasol - que llevaba ya 22 puntos en su casillero - empezó a carburar para obrar el milagro.

Anuncios

Los galos partían con una cómoda ventaja en el último cuarto (48-56) y erraron en su estrategia defensiva al endurecer su defensa con faltas de sus hombres interiores sobre Pau. Ahí el interior catalán iba sumando punto a punto, contrarestando la anotación de un enorme De Colo (14P, 4R y 3A) y las ayudas arbitrales a los franceses. España cerró filas y se defensó con uñas y dientes, consiguiendo en ataque un parcial de 8-0 que los ponía por delante 62-61 a falta dos minutos para el término del encuentro. Gasol, Gasol otra vez y una última del Chacho ponían el 66-63 a menos de un minuto del encuentro, pero Batum se encargó de anotar un triple que colocó el empate al término del tiempo reglamentario (66-66).

Sin embargo, España no se amedrentó y en la prórroga siguió inteligentemente, como saben hacer los veteranos en este tipo de encuentros en tierra hostil. Francia seguía apretando y los árbitros parecían darles ese empujoncito penalizando muchos mínimos contactos de los españoles. Intercambio de canastas y la selección buscando circular el balón para hacerle llegar a #Pau Gasol, en cuyo uno por uno tenía su ventaja por estar los interiores franceses cargados con demasiadas faltas.

Anuncios

España se puso 78-75 a 18 segundos del final y Víctor Claver (2P y 6R) cometió una falta de tiro de tres sobre Batum. Asomaba ya una segunda prórroga, pero el galo erró dos tiros libres y falló expresamente el último, aunque España entonces consiguió cerrar el rebote y evitar la falta rápida. Pau Gasol machacaba con rabia el aro para anotar su punto número 40 y llevar España a la final, en dónde espera rival del encuentro entre Serbia y Lituania. #Baloncesto