En los programas deportivos nacionales cada vez se habla menos del planteamiento táctico de lo entrenadores y más de su relación con los futbolistas y directivos y de sus declaraciones en ruedas de prensa y comparecencias. Al igual que cada vez se analiza menos el trabajo de los jugadores sobre el rectángulo de juego y se pone mayor importancia en lo que realiza fuera de él y en su comportamiento con sus compañeros de equipo. Por ello, ante la gran importancia que cobra cada día lo que hacen los trabajadores del #Fútbol fuera del rectángulo de juego, os traigo, a todos los fieles lectores de Blasting News una recopilación de 10 frases celebres dichas por presidentes, entrenadores o jugadores de entidades futbolísticas.

Anuncios
Anuncios

1 - "Me gustaría jugar en un equipo italiano. Como el Barcelona" (Mark Draper algo despistado con el tema de la independencia de Catalunya).

2 - "Yo no la toqué, fue la mano de Dios" (Maradona - compatriota de Messi - haciendo campaña para que Dios ganase el Balón de oro).

3 - "Míreme usted a los ojitos" (Luis Aragonés poniéndose romántico con Romario).

4 - "Vamos a chorrear al Liverpool" (Vicente Boluda fue un hombre que no consiguió ganarse la vida como presidente - fue presidente de Casillas - y que jamás lo hará como vidente. El partido acabó 4 - 0 en contra y él fue destituido a final de temporada).

5 - "Ganar es mejor que empatar. Y empatar es mejor que perder. (Budajín Boskov contando las verdades del barquero)

6 - "Fútbol es fútbol" (Budajín Boskov "mojándose" con unas polémicas declaraciones que colmarían las portadas de todos los periódicos internacionales).

Anuncios

7 - "Florentino es un ser superior" (Butragueño fundando una nueva religión)

8 - "Me hubiese venido bien que Manolo Lama se hubiese muerto en 1987. No se mató por el canto de un duro" (Javier Clemente deseándole un prospero año nuevo a su amigo Manolo Lama)

9 - "If I say black, no problem, but if I say black black, is very bad..." (Jesús Gil y Gil, bilingüe)

10 - "Písalo, písalo" (Carlos Bilardo haciendo correcciones tácticas a sus jugadores desde el banquillo)