La Copa Libertadores de América que comenzó a disputarse en 1960 como Copa de Campeones de América, pero que desde 1965 fue bautizada con su actual nombre llega este miércoles a su definición. Tigres de México y River Plate de Argentina se medirán en el Monumental de Buenos Aires.

En el partido de ida, o primera final, celebrado en la casa de los Tigres el resultado fue 0 a 0. De hecho, estos dos rivales se han visto las caras en trío de oportunidades durante 2015, dos en la fase de grupos y el mencionado encuentro de la primera final, y nunca ha habido un ganador.  Los tres juegos han terminado en empates, 1 a 1, 2 a 2 y 0 a 0.

Anuncios
Anuncios

Este miércoles tiene que haber un triunfador. Como dato curioso, cabe señalar que la única ocasión en la cual los dos encuentros de la final de Copa Libertadores terminaron sin goles fue en 1967, cuando Racing de Argentina derrotó a Nacional de Uruguay.

En aquellos días,  los gauchos se coronaron gracias a triunfar en un partido extra que concluyó dos goles por uno y que se cumplió en el estadio Nacional de Santiago, Chile, por ser un terreno neutral. Ahora no hay juego extra, se define en 30 minutos adicionales o en disparos desde el punto penal.

Es importante acotar que  como Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León no pertenece a la Conmebol, ya River Plate aseguró que jugará la  Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2015 y la Recopa Sudamericana 2016, 

El equipo argentino, en esta ocasión, además de tener la ventaja de jugar en casa saltará al terreno con un factor importante a su favor.

Anuncios

Históricamente, River ganó los todos partidos como local en las cuatro finales de Copa Libertadores que disputó: derrotó a Peñarol en 1966 (3-2), a Cruzeiro en 1976 (2-1) y a América de Cali en 1986 (1-0) y en 1996 (2-0). No por casualidad es el equipo más triunfador en casa durante los 56 años de trayectoria del torneo.

River Plate, al quedar segundo en su grupo debajo de Tigres, tuvo un camino bien difícil hasta la final, especialmente cuando, en cuartos de final,  perdió en casa ante el Cruzeiro de Brasil, pero pudo recuperarse en Belo Horizonte al imponerse con un contundente tres a cero.

Los sureños exhiben dos cetros en la Libertadores, 1986 y 1996. Jugadores de la talla de Alfredo Di Stefano, Enzo Francescoli, Radamel Falcao, Javier Mascherano, Ubaldo Fillol y Marcelo Gallardo, actual entrenador del equipo, han formado parte de sus filas.

Hoy,  el colombiano Teófilo Gutiérrez y el uruguayo Carlos Sánchez, son dos de los nombres más importantes, sobre todo a la hora de buscar los goles.

Anuncios

Por su parte, los mejicanos sumaron hasta 14 puntos en la fase de grupos y al ser líderes tuvieron un camino un poco menos complicado hasta llegar a estos dos juegos decisivos.  Los equipos de este país norteamericano están en Copa Libertadores desde 1998 y esta vez alcanzan su tercera final. Cruz Azul y Guadalajara fallaron en sus respectivos momentos para levantar el trofeo.

Tigres es un equipo muy joven, nació siete años después que la Copa Libertadores. Los jugadores de más prestigio que han vestido este uniforme son el peruano Gerónimo Barbadillo, el argentino Roberto Siboldi y el mejicano Tomás Boy. En estos días una de sus máximas figuras es Jürgen Damm y el uruguayo Egidio Arévalo Ríos.

 La Copa Libertadores se ha decidido 12 veces desde los nueve pasos y en siete ocasiones han estado allí equipos argentinos. Su record, en definición por penales,  es positivo cinco triunfos y dos derrotas.

Si la igualdad se mantiene hasta los 120 minutos los porteros Nahuel Guzmán de Tigres, pero nacido en Argentina, y Marcelo Barovero, de River Plate serán protagonistas.

Cuatro horas antes del pitazo inicial se abrirán las puertas del Monumental para uno de los momentos más importantes de cada año en el #Fútbol suramericano porque, bien sea que la patrocine Toyota, Santander o Bridgestone, la Copa Libertadores rinde homenaje a aquellos hombres que atravesaron Suramérica, montados en sus caballos, e inspirados por sueños de independencia. #En Directo