Dando inicio a la etapa principal de la temporada sobre cemento, #Rafael Nadal debutó con el pie derecho en el Masters 1000 de Montreal. El tenista zurdo derrotó a Sergiy Stakhovsky por 7-6 (4) y 6-3, y avanzó a la tercera ronda. Su próximo escollo será Mikhail Youzhny, vencedor de Gilles Simon en la jornada de hoy.

Tratando de dejar atrás los fantasmas que lo acechan en esta irregular temporada del año. Si bien tuvo momentos en los que demostró sus dudas, pudo vencer a un rival de cuidado en sets corridos, y eso es importante de cara a lo que se le viene esta semana.

El primer parcial fue el más cerrado. El mallorquín golpeó primero con el quiebre en el séptimo juego, pero cuando tuvo que servir para llevarse la manga falló de más, algo que le viene ocurriendo de seguido a lo largo de este año.

Anuncios
Anuncios

Así las cosas, todo condujo al tie-break, en donde el zurdo se mostró más firme sirviendo, y se llevó la muerte súbita por 7 a 4.

El segundo set exhibió la mejor cara de Rafa, quien devolvió como en sus mejores momentos. Pero, nuevamente con la ventaja de un par de quiebres, tuvo dudas cuando fue el momento del cierre, en especial sirviendo 5 a 1. La presión del ucraniano acortó la ventaja hasta el 5 a 3. Pero ahí ya no fallaría el de Manacor, cerrándolo sin sobresaltos.

Mostrando momentos de buen #Tenis y otros con algunas dudas, sobre todo del lado de su drive, el séptimo sembrado sigue su camino hacia la búsqueda de su mejor versión.

En la siguiente instancia, Nadal tendrá enfrente al veterano Youzhny, de 33 años de edad. Con el ruso, el historial es ampliamente favorable para el Torero, ya que lo aventaja 12 a 4.

Anuncios

El último choque se produjo en el Abierto de Australia de este año, y el mismo quedó del lado del español por 6-3, 6-2 y 6-2.

Dejando de lado su próximo oponente, el tenista de Mallorca se encuentra en una lucha propia por superar las dudas en cuanto a su juego, algo que lo viene atormentando hace varios meses. El título en Hamburgo le dio un poco de aire en lo mental, pero ahora el desafío es aún mayor, ya que juega sobre una superficie en donde su tenis no fluye tanto, por lo que deberá ir paso a paso si quiere conseguir un título que se le niega desde hace mucho tiempo en este tipo de torneos.