Tras un largo verano, a los madridistas ya nos podía la ansiedad ante el inicio de la temporada. En su primera alineación, Benítez optó por Navas por delante de Casilla, Danilo en vez de Carvajal e Isco por James. El canario Jesé ocupó el puesto del lesionado Benzemá y ofició de punta de ataque.

El partido comenzó muy loco y las contras de ambos equipos se sucedían de forma estrepitosa. El Madrid se mostró como un equipo temible con espacios, pero falló la definición en esos minutos. La presión del Sporting de Gijón era constante y el partido no tenía un dueño claro. Cuando el equipo asturiano perdió su plenitud física, el partido entró en una fase de claro dominio blanco.

Anuncios
Anuncios

El Sporting se vio muy favorecido por la permisividad arbitral que no castigaba con tarjeta las continuas faltas cometidas sobre los jugadores madridistas. Por sí fuera poco, el árbitro tampoco acertó a ver un claro penalti sobre Ronaldo que, de no mediar el claro agarrón, hubiera rematado solo ante la portería. La segunda parte mostró un guión ya unidireccional. Durante este período solo se jugó en el campo asturiano. Las llegadas del Madrid eran constantes, pero el equipo adoleció de cierta presencia en el área para rematar los numerosos centros. El equipo llegaba con facilidad a 3/4 pero a la hora de formalizar el último pase o el chut a puerta faltó precisión, como después apuntó Benítez en rueda de prensa. Para tratar de remediarlo, el entrenador blanco introdujo primero a James y después al debutante Kovacic y a Carvajal.

Anuncios

Los sustituidos fueron un inédito Jesé, Isco y Danilo, pero nada cambió lo suficiente como para variar el marcador. Empate que deja con la miel en los labios al madridismo, pero que no debe preocupar en exceso. Pocas conclusiones se pueden sacar de la primera jornada liguera cuando todavía el equipo no se puede encontrar ni táctica ni físicamente al 100%. Como punto positivo, destacar la gran actuación de Modric, de Bale y de Danilo. El brasileño ha demostrado que su aclimatación al equipo va viento en popa. También reseñar el debut de un Kovacic que no se escondió a pesar de lo difícil de la situación.En la próxima jornada, ante el Betis, la suerte será seguro distinta. #Real Madrid #Cristiano Ronaldo #Deportes Madrid