El Madrid ha completado la primera parte de de su pretemporada. Tras las giras por Australia y China, los blancos salen reforzados, pues no han perdido ningún partido. El nuevo Madrid de Benítez ya ha echado a andar, y lo ha hecho con buenas sensaciones. Cuatro partidos jugados, dos victorias, dos empates, un gol encajado (de penalti) y siete anotados son los números del Madrid.

El primer partido de pretemporada fue ante la Roma, donde el Madrid cuajó un buen partido pese a no ganar. En el estreno de Benítez se vieron varios cambios con respecto al Madrid de Carlo Ancelotti. Dichos cambios se mantendrían durante los siguientes partidos.

Anuncios
Anuncios

Frente al Manchester City el equipo goleó, estuvo muy bien atrás y muy bien arriba. Idéntico buen partido se jugó frente al Inter, donde también se dejaron buenas sensaciones, además de un buen resultado. El último partido hasta la fecha se jugó frente al Milan, donde el equipo volvió a empatar, dejando los peores minutos de la pretemporada (primera parte). En la segunda, los cambios de Benítez surtieron efecto y el equipo mejoró considerablemente.

En cuanto al sistema de juego se han dado bastantes novedades con respecto a los dos años anteriores con Ancelotti al mando. Se ha dejado a un lado el 4-3-3 que usaba el técnico italiano y se ha cambiado a un 4-2-3-1. Ese sistema cambia según la fase del partido, viéndose en muchos momentos también un 4-4-2. En defensa también hay novedades, pues el Madrid suele defender con ese mismo 4-4-2 que a veces se convierte en un 4-4-1-1.

Anuncios

Ancelotti por su parte usaba casi siempre el 4-3-3, en el que Bale, Ronaldo y Benzema se quedaban descolgados arriba.

El modelo de juego también ha cambiado. Por un lado el Madrid de Benítez está intentando usar más las contras. El equipo se repliega en muchas fases y sale rápidamente al contraataque, aspecto que pocas veces se dio con Ancelotti. Además, el Madrid también intenta en muchas ocasiones atacar en posicional, con el equipo rival replegado y teniendo que atacar en estático. Es así donde más está sufriendo el Madrid, sobre todo por la figura del mediapunta, Bale, que es más conductor que creador. Sin balón el Madrid suele replegar con las líneas juntas, dejando que el equipo rival salga y deje espacios a su espalda. Antes de ello, los dos delanteros, intentan perturbar la salida de balón rival, pero si no hay robo continúan el repliegue junto con el resto del equipo.

Individualmente ha habido también muchos cambios. La defensa permanece intacta, con línea de cuatro y con la importancia de todos sus elementos.

Anuncios

En el centro del campo surge el primer cambio. Se ha pasado de jugar con tres jugadores (dentro del 4-3-3) a hacerlo con dos (dentro del 4-4-2 o 4-2-3-1). Ese doble pivote ha tenido tres elementos que han rotado mucho. Modric, Casemiro y Kroos se han repartido casi todos los minutos. Luka ha vuelto tras sus lesiones del año pasado a buen nivel, aunque aún le queda para estar a tope. Kroos sigue en su línea mientras que Casemiro ha sido la noticia positiva de la pretemporada. El brasileño ha acompañado tanto a Modric como a Kroos en el doble pivote, haciendo casi siempre las funciones del pivote o centrocampista más posicional. Casemiro ha aportado su gran despligue físico, su capacidad para abarcar muchos metros y su capacidad de robo. #Real Madrid #Cristiano Ronaldo #Deportes Madrid