Rijkaard tuvo una gran catástrofe en Mónaco, Guardiola a su vez la tuvo en Múnich y anoche Luis Enrique lo vivió en San Mamés. El gran galáctico campeón de absolutamente todo y quizá el mejor equipo de todos los tiempos, con una mentalidad de hierro, murió atropellado por su rival. Los azulgrana sufrieron una gran humillación, muy pocas veces vista en los últimos años, frente a un rival al que ya habían ganado en las últimas cuatro ocasiones en las que hubo un título de por medio. Lo que pasó en Bilbao, fue quizá un caso semejante a lo sucedido en Tiflis.

Ayer Messi no tuvo su gran noche, ni si quiera se le vio y claro los goles para los de Luis Enrique no se veían.

Anuncios
Anuncios

Ese Athletic que no normalmente tiene miedo contra el Barcelona, ayer ni salió. El equipo dio signos de valentía y agresividad, que demostraron una vez más al Barça, que hasta los grandes equipos tiene sus traspiés. Parece ser que los rojiblancos habían entendido que no tenían nada que perder y que puestos a disfrutar darían juego al balón. 

Pensaban que Messi y compañía eran los grandes favoritos y que su única misión era disfrutar y apretar al Barcelona sin importar el resultado. El Barcelona intentaba dar juego a partir de su defensa pero los Aduriz,Eraso y Sabin acudían con sangre fría. El centro del campo estaba muy dormido, a Sergi Roberto y Rafinha, se les notaba cansados. Messi era un mero espectador de lo que aconteció anoche al Barça. Muy parecido a lo que ocurre en el Boxeo, analiza pero sin intervenir.

Anuncios

Esté estaba todo el rato perseguido y cubierto por Balenziaga.  Pedro no hacía gran cosa. Ter Stegen salió de su área para despejar de cabeza el saque de Iraizoz. El balón llego a San José, que lo dio un chupinazo con fuerza. A los 13 minutos de juego ya se sabía que el Barça lo pasaría mal durante el partido. El Athletic seguía incordiando mientras que el Barcelona, en la primera parte apenas tuvo una opción de Suárez y una falta de Messi, en el último instante, que Iraizoz sacó de la escuadra. Nunca antes los aficionados habían presenciado tal espectáculo

  #Deportes Barcelona #Deportes Bilbao