Luego de tantas vueltas acerca de su futuro, Sergio Romero tendría todo acordado con el Manchester United. Los medios ingleses aseguran que el arquero argentino se sumará al plantel inglés este fin de semana, en la gira que se encuentra realizando por Estados Unidos. Ante la salida inminente de Víctor Valdés, el portero defendería el arco rojo por tres temporadas.

Parece que finalmente Romero tendría un camino allanado hacia su próxima experiencia en el #Fútbol europeo. El arquero argentino habría arreglado un pre-acuerdo con el United, club del cual hace mucho se hablaba sobre su interés hacia el guardametas de 28 años.

Anuncios
Anuncios

Ante la inminente llegada de este futbolista, la salida de Valdés también sería prácticamente un hecho.

La situación de Chiquito facilitó las negociaciones para los dirigentes de la institución inglesa. Si bien el jugador en cuestión tiene el pase en su poder luego de finalizar su contrato con la Sampdoria, el mercado lo mantenía como un arma muy deseable por varios clubes importantes, por lo que ficharlo no era una misión fácil.

Algo que habría destrabado la llegada del arquero del Seleccionado argentino es la mala relación entre el ex portero del Barcelona y Louis Van Gaal. Ante la presunta negativa del español para jugar con las divisiones menores del club, el holandés le bajó el pulgar, obligándolo a tomar nuevos horizontes. Aprovechando este cupo libre, la dirigencia roja apuntó con fuerza hacia uno de los guantes más destacados del último Mundial.

Anuncios

El oriundo de Misiones ha tenido mejores rendimientos con la albiceleste que en su paso por los equipos de Europa. Luego de debut como profesional en Racing Club (2007), tuvo un rápido acceso a Holanda, para defender los colores del AZ Alkmaar, en donde jugó hasta la temporada 2010-11. Su paso por Italia fue de lo más fructífero para su carrera, ya que en su experiencia en el Mónaco fue casi siempre suplente (solo disputó 3 partidos).

En Argentina si pudo demostrar todo su potencial. Chiquito llegó a las mayores en 2008, luego de obtener el título juvenil un año antes (en el Mundial de Canadá). Tras ganar la medalla dorada en Pekín, prácticamente no dejó nunca su puesto. Desde el 2009 hasta la fecha, este portentoso arquero defendió ese arco en 65 encuentros, y recibió solamente 48 tantos.

Romero tendrá por delante una gran prueba para su carrera. Su misión será demostrar todas sus cualidades en uno de los equipos más importantes a nivel mundial.