Recién finalizado el partido en el Melbourne Cricket Ground entre el #Real Madrid y el Manchester City, con resultado de 1 (Yaya Toure)-4 (Benzema, Ronaldo, Pepe, Cheryshev), podemos sacar algunas conclusiones de este nuevo conjunto blanco (gris en este partido) de Rafa Benítez. La idea principal es que este Madrid ataca poco y muy bien, y defiende mejor.

En primer lugar hablar de un aspecto positivo que se ha estado viendo a lo largo del encuentro; la estabilidad táctica, es decir, el Madrid ahora es un equipo compacto y regulado mediante una filosofía técnica muy resistente. Ningún jugador abandona su posición, en ningún momento del encuentro hemos visto a ningún futbolista fuera de su posición.

Anuncios
Anuncios

Esto es un aspecto positivo pues da la seguridad en defensa y en ataque da orden y equilibrio, pero aparte también garantiza que este equipo no se romperá en ningún partido, siempre ordenado. Esto puede ser un aspecto negativo también pues si siempre sigue la rectitud táctica, deja poco espacio a la improvisación y a la sorpresa. También en relación al orden táctico, hablar de que algunos futbolista se ven desgastados en exceso, es el caso de Toni Kroos ya que él es el mediocentro defensivo junto con Módric, pero el croata no tiene las labores defensivas del alemán y este último es el encargado de ayudar a los cuatro de atrás, pero el problema es que siempre estarán los cuatro defensas y no necesitarán el refuerzo de Kroos.

En segundo lugar exponer el tema del ataque y la defensa. El ataque de este Real Madrid se centra en la movilidad, siempre dentro de la táctica de Benítez pero en constante movimiento de piezas, no de posiciones.

Anuncios

Por ejemplo, hemos visto a Ronaldo empezar el partido en la banda izquierda, pero permutaba mucho su posición con Benzema. Esta movilidad también afecta a Bale e Isco, ambos jugadores se turnaban su aportación en la mediapunta. Todo esto hace que el equipo blanco juegue de forma desorganizada dentro de la organización, que es una baza interesante a usar en los distintos partidos. Este orden total que gobierna al equipo hace que el Madrid ataque poco pero muy bien, pues los cuatro goles que ha marcado han sido las únicas llegadas con peligro a la portería de Joe Hart. La precisión se ve que ha mejorado mucho.

En relación a la defensa, hablar de la excelente labor de todo el conjunto defensivo, exceptuando a Navas que no ha aparecido (tampoco lo ha necesitado). Ramos y Pepe han estado soberbios en defensa, siendo contundentes y elegantes a la par, el portugués solo ha jugado la primera mitad y fue sustituido por Varane. Los laterales han estado correctos, todos ellos, pero se les ha echado de menos en ataque de vez en cuando.

Anuncios

El único que ha atacado más ha sido Danilo, siempre subiendo la banda. Este orden defensivo ha hecho que el City apenas pudo meterle mano al conjunto blanco, salvo alguna acción de Sterling y Silva, poco más del equipo inglés.

En relación a las rotaciones, Benítez ha estado en la misma tónica que en el partido contra la Roma, salvo que ahora los teóricos titulares han jugado más minutos, algo comprensible. Y los suplentes que han jugado han estado correctos, ninguno ha destacado demasiado sobre el resto pero han aportado mucha movilidad y velocidad como es el caso de Vázquez y Cheryshev, este último marcando el cuarto gol. Concluyendo con esto, decir que el Real Madrid va cogiendo forma, acostumbrándose a su nuevo entrenador, y los frutos van surgiendo. #Fútbol