Luego de la dura derrota en la segunda ronda de Wimbledon, #Rafael Nadal volverá a la actividad oficial en el ATP 500 de Hamburgo. El español buscará los triunfos que le hacen falta para recuperar un poco de la confianza perdida, así como intentar levantar el título con el que se alzó en 2008. En su debut tendrá del otro lado de la red a Fernando Verdasco, un rival que no le debe hacer mucha gracia para lo que es su presente.

Tras la pobre actuación en el césped londinense, Nadal regresa al circuito ATP. Esta semana se presentará en Hamburgo, en donde supo ganar hace siete años, cuando el torneo aun era parte de los Masters 1000.

Anuncios
Anuncios

El mejor tenista español de la historia necesita tomar confianza de cara a la gira estadounidense, y para eso deberá tener una buena actuación en territorio alemán.

Atravesando una de las temporadas más complicadas de su exitosa carrera, el mallorquín requiere con apuro levantar su nivel de juego, sobre todo con los torneos en superficie dura que se aproximan (en agosto habrá acción en Montreal y Cincinnati).

Su visita al polvo de ladrillo alemán ya tiene un antecedente, el cual lo recuerda con una gran sonrisa el tenista zurdo. Allá por el 2008, el oriundo de Manacor se impuso en la final ante Roger Federer, por 7-5, 6-7 (3) y 6-3. En la actualidad los momentos son incomparables, tanto así que el torneo ha cambiado su clasificación, ya que dejó de formar parte de los denominados Masters 1000.

Anuncios

Yendo a lo que compete esta semana, Rafa tendrá como rival en la primera ronda a un viejo conocido, como lo es Verdasco. Si bien el ex número 1 del mundo se impone en el historial con claridad (13 a 2), los últimos dos enfrentamientos cayeron del lado del madrileño. Y teniendo en cuenta el momento que se encuentra atravesando el décimo tenista del escalafón mundial, el choque puede ser aun más complicado.

La tierra batida del Rothenbaum Club será el escenario en donde volverá a presentarse Nadal. Tanto él como su equipo de trabajo saben que una buena actuación le daría el empujón necesario para encarar la segunda parte de la temporada con otra cara. Una derrota lo colocaría de nuevo en un mar de dudas, en el cual está inmerso hace varios meses. #Tenis