Las mujeres aún tienen una presencia minoritaria en el airsoft, una actividad deportiva que consiste en juegos de estrategia entre dos equipos enfrentados. Las pocas que lo practican son ‘bichos raros’ en un mundo de hombres que, sin embargo, una vez que entran, compiten como las que más.

Es el caso del grupo Rangers Canarias, 4º batallón, en el que de sus doce integrantes solo dos son mujeres. Además, de ellas, solo una esta en el campo de batalla. La otra, auxiliar clínica, se dedica a formar a los jugadores y a impartir cursos y talleres de primeros auxilios, que después pueden aplicarse en el partido.

Por su parte, la que está en juego, es una más del equipo; de hecho, una de las más temidas al ser considerada una de “inalcanzables”.

Anuncios
Anuncios

“Cuando una mujer entra en el equipo suele ser peligrosa”, apunta Juan Francisco González Alonso, el fundador. “Las chicas están cohibidas al principio, pero igual que ocurría en el ejercito; en nuestro equipo, nuestra compañera es una de las más temidas por los contrarios de los otros equipos”. #Tiempo #Deportes Canarias #Deportes Madrid