El 1 de mayo de 1994 perdía la vida Ayrton Senna tres veces campeón mundial de la fórmula uno (1988, 1990, 1991) hoy leyenda del automovilismo deportivo. El accidente se produjo en la curva Tamburello durante la disputa del Gran Premio de Imola (Italia) tras los graves accidentes de Rubens Barrichello en los entrenamientos y la muerte del austríaco Roland Ratzemberg en la clasificación sabatina.

Tras dos décadas sin incidentes fatales el pasado 17 de julio se produjo la muerte del piloto francés Jules Bianchi del equipo Marusia después de estar nueve meses en coma como consecuencia del accidente que protagonizó con una grúa que retiraba el Force India de Adrián Sutil durante la disputa del Gran Premio de Japón 2014 en el circuito de Suzuka.

Anuncios
Anuncios

Una vez más las precarias normas de seguridad que posee el máximo certamen mundial se cobra una nueva vida ante la mirada atónita de las autoridades de la Federación Internacional del Automovilismo (FIA) según las propias palabras de Bernie Eclestone quién remarcó que la muerte del joven piloto francés no se puede pasar por alto.

La máxima categoría desde el inicio del campeonato mundial ha cobrado la vida de veintisiete pilotos desde la muerte del argentino Onofre Marimón en el circuito de Nürburgring (Alemania) en 1954, mucho es lo que se ha avanzado en materia de seguridad tras la muerte de Senna pero aún hay que redoblar los esfuerzos para evitar situaciones similares en el futuro.

Paradójicamente el Consejo Mundial de la FIA reunido en México ha establecido el precalendario 2016 con la disputa de 21 grandes premios siendo el certamen con mayor cantidad de pruebas con la inclusión del Gran Premio de Bakú (Azerbaiyán) y la noticia que ya ningún piloto en el futuro podrá utilizar el número "17" en tributo al dorsal de Bianchi.

Anuncios

El próximo fin de semana la Fórmula Uno visitará Hungría y están previstas una serie de homenajes y tributos para el piloto francés donde seguramente recibirá el cálido saludo de todo el mundo apasionado del automovilismo. Que no sea una pérdida inútil para quienes tienen a cargo velar por las normas de seguridad de los pilotos y del público asistente aún cuando se trate de un deporte de máximo riesgo. #Coches