Hoy a las 22:30 horas de la noche se ha hecho oficial el adios del mejor portero y más laureado de al menos la historia moderna del #Real Madrid. #Iker Casillas ya es oficialmente portero del Oporto y pone fin a una historia de 25 años en la entidad del Santiago Bernabéu desde que ingresara con 10 años en sus categorías inferiores. Tras unas negociaciones que se han alargado mucho más de los esperado, club y jugador por fin han llegado a un acuerdo para la rescisión del hasta hoy portero madridista y (de momento) portero y capitán de la Selección española de Fútbol.

Ya era conocido el interés del Oporto en fichar al jugador mostoleño por expreso deseo del entrenador de los dragones Lopetegui.

Anuncios
Anuncios

Casillas ya había aceptado la oferta portuguesa y la #Liga lusa era un reto que le atraía. Pero la salida del canterano merengue ha sido muy difícil de hecho a día de hoy estaba cerca venirse abajo más que ha llegar a buen puerto. El problema: el dinero que quería recibir Casillas en compensación por su salida de la entidad Madridista.

 Durante toda la pasada temporada la intención del club era realizar un relevo en la portería de cara al año que viene con un portero de primer orden mundial: De Gea. Casillas, conocedor de esta situación, no quería irse del club de toda la vida en primera instancia, si querían prescindir de él en el Real Madrid tendrían que echarle, o al menos que lo pareciera.

Por ello Casillas siempre ha estado firme en su posición, si el equipo, o más bien Florentino Pérez quería prescindir del portero tendría que rescindir su contrato unilateralmente abonándole los dos años que le quedaban, impuestos incluidos.

Anuncios

Tras las duras negociaciones todo quedó pactado en que Casillas recibiría lo que iba a cobrar en el Madrid durante los dos próximos años recibiendo un 25% del equipo portugués y el resto lo abonaría la entidad merengue. El problema residía en la fiscalidad portuguesa y la española, ya que en Portugal es menor y no quedaba claro cuanto se debía pagar en bruto al arquero español para respetar su contrato.

Al final el Madrid ha decidido optar por una solución rápida y pagar la totalidad de los impuestos sean cuales sean para poder finiquitar definitivamente a Casillas y evitar la situación incomoda de realizar la pretemporada con un portero titular y capitán que no llegaría a final del verano siéndolo.

Ahora Casillas y El Real Madrid inician caminos separados, lo que hace tres años que jamás se podría haber imaginado. Ahora es turno de saber como se resolveran las incógnitas de De Gea y el españolista Casilla, sin olvidar al que pasará con el que a partir de hoy es capitán madridista  Sergio Ramos...