La final esperada por todos se producirá el domingo en el All England. Por un lado estará Roger Federer (2º), vencedor en un espectacular duelo ante Andy Murray (7-5/7-5/6-4). Por el otro aparecerá Novak Djokovic (1º), quien derrotó en sets corridos a Richard Gasquet (7-6/6-4/6-4). Ambos tenistas llegan en gran forma al choque decisivo, en donde el suizo tratará de vengar la derrota del año pasado y volver a obtener un Grand Slam.

La mesa está lista. Lo único que falta es que llegue el gran día para que se vean las caras nuevamente Federer y Djokovic. Ambos llegan a esta instancia en un gran momento, y el duelo promete ser una batalla como estos dos grandes jugadores suelen dar.

Anuncios
Anuncios

Federer volvió a desplegar un tenis perfecto. En esta oportunidad su rival no le permitía fisuras en su juego, y esto fue lo que sucedió. Comandando las acciones con un servicio que lució impecable (76 % de primeros, sumado a 20 aces), el suizo no le permitió prácticamente ninguna posibilidad de asomarse con la devolución a Murray, algo que el escocés hace como pocos en el circuito.

Un quiebre en cada set le permitió al segundo preclasificado llevarse el partido, el cual lo vio siempre arriba en el marcador. Cosechando 56 winners y cometiendo 11 errores no forzados, RF demostró que está intacto, y que en el césped es aun el rival a vencer. El local jugó un muy buen partido, pero sus chances ante un rival de este calibre fueron muy escasas. Luego de 2 horas y 6 minutos de un encuentro formidable, el helvético pasó una instancia en donde es imbatible (ganó las 10 semis que disputó), e irá por su ansiado octavo título aquí.

Anuncios

El primero en conseguir el pase a la final fue Djokovic. El serbio sacó adelante el primer set en tie-break (7 a 2), y luego se aprovechó de un rival que llegaba con lo justo desde lo físico, tras batallar en su encuentro de cuartos de final.

Con 46 tiros ganadores y 22 errores no forzados, Nole llevó el partido por carriles normales, frente a un Gasquet que luego de caer en la "muerte súbita" del primer parcial bajó mucho la intensidad de su juego. Al cabo de 2 horas y 20 minutos de partido, el 1 del mundo accedió a una nueva definición en este torneo, la cuarta de su carrera.

El domingo se volverán a ver las caras el 1º y el 2º. Será el enfrentamiento número 40 entre ambos, con una leve ventaja de Federer, 20 triunfos a 19. Todavía se mantiene muy fresca la victoria del serbio en la final del año pasado, aunque el suizo llega inspirado, y de sostener este nivel el sueño de un nuevo torneo grande es muy posible. #Tenis