En marco de una decisión dirigencial como mínimo controvertida, Florentino Pérez anunció que optimizará las inferiores del club. Con esta extraña definición se refirió a dejar ir a 40 jugadores de la cantera, tras el descenso de la filial del #Real Madrid C hacia la tercera categoría.

Las diferencias culturales entre el conjunto madridista y el Barcelona son grandes. Y mostrando a las claras dicho distanciamiento de ideas, el conjunto merengue tomó una decisión bastante llamativa: dejará ir a 40 canteranos que recientemente descendieron de categoría.

El punto de conflicto se produjo una vez que el Real Madrid C bajó un escalón en la categoría, teniendo que jugar en la tercera división de España.

Anuncios
Anuncios

Ante este panorama, la dirigencia blanca decidió no mantener en pie a dicho combinado, obligando a alrededor de 40 futbolistas juveniles a tener que tomar rumbos diferentes para continuar con su carrera deportiva.

Con la llegada de Zinedine Zidane, el Real Madrid Castilla ha tenido una mayor transcendencia en cuanto a la mejora de su plantilla de jugadores. A pesar de ello, la división menor no pudo realizar una buena actuación en la segunda categoría, por lo que su mantención dependerá mucho de sus futuros y muy necesarios logros deportivos.

Alvaro Medran, Derik Osede y José Rodríguez (entre tantos otros nombres) decidieron buscar un futuro futbolístico en otro lado. Suena racional que estos jovenes tomen cartas en el asunto, sobre todo ante el panorama gris que presenta la cantera blanca en la actualidad.

Anuncios

Históricamente, el conjunto merengue no se ha destacado por subir grandes futbolistas desde sus divisiones inferiores. Figuras como las de Raúl González Blanco e Iker Casillas resaltan en una lista que dista mucho de ser extensa y fructífera. Casos como el de Alvaro Morata (ahora en Juventus) sobran, y son los que han tenido que apostar a su futuro bien lejos de su Madrid natal.

Ante una institución que siempre apuesta a las figuras ya consagradas del #Fútbol europeo, la juventud merengue sabe que debe emigrar hacia otros equipos para aspirar a triunfar de forma profesional. Sin el apoyo de la dirigencia y con menores opciones en cuanto a la cantidad de planteles, la cantera tiene claro que la salida es la mejor opción a tomar.