Podría llegar a ser una de las bombas de la próxima temporada. En tierras alemanas dan por hecho que Pep Guardiola no seguirá al mando del Bayern Munich a partir del 2016, y su destino estaría al frente del Manchester City. Si bien aun le queda un año entero de contrato, el español ya tendría en mente mudar su táctica hacia el #Fútbol inglés.

En medio de un mercado de pases que aun tiene tela por cortar, en Alemania ya se habla de lo que sería una noticia de portada en los grandes periódicos mundiales. Guardiola dejaría de ser el DT del Bayern en junio de 2016, y su lugar estaría en el banco de los ciudadanos. El resquemor de algunos dirigentes con la forma de manejarse del español, sumado a algunas situaciones poco alegres entre él y sus dirigidos, inclinaría la balanza hacia dicha decisión.

Anuncios
Anuncios

La salida de Pep luego de ganar todo con el Barcelona, supuso el comienzo de un nuevo ciclo para la joven carrera del entrenador. Y el mismo tuvo su continuación al frente del conjunto alemán, el cual venía de alcanzar la gloria internacional de la mano de Jupp Heynckes. Con la flamante llegada del español (julio de 2013), varias cosas cambiarían para el plantel bávaro.

Una forma de juego innovadora para lo que es el fútbol en tierras germanas llegaría de la mano del entrenador de 44 años. Ante una constelación de nombres que poco tenía que envidiarle a su gran creación catalana, era un gran desafío imponer su idea en esta institución, al margen de las diferencias visibles entre los dos equipos.

Para el oriundo de Sampedor las cosas no fueron fáciles desde su llegada a Munich. Al margen de las dos Bundesligas conseguidas por amplio margen, la afición no le perdonó no haberse consagrado a nivel internacional, en espacial en la Champions League, algo que venían de conseguir con Heynckes.

Anuncios

El título en el Mundial de Clubes tampoco fue reconocido, y la situación era como mínimo incomoda entre ambas partes.

Discusiones con algunos de sus jugadores llevaron a Pep a pensar en un posible cambio de rumbo. A pesar de contar con un contrato vigente hasta junio del próximo año, el alejamiento parece ser irreversible. Y teniendo al City en espera, que tampoco posee un gran enamoramiento con Manuel Pellegrini, parece que el asunto los entrecruza para que el vínculo sea posible.

Guardiola sabe que su trabajo en Alemania aun no ha terminado. Con una temporada por delante, el gran ídolo del barcelonismo tratará de conseguir algún logro en el plano internacional. En el horizonte aparece una institución que ha crecido mucho en los últimos tiempos, y parece que irá por todo en miras a quedarse con los servicios de este fantástico entrenador.