El RC Deportivo de A Coruña ha alcanzado este jueves un acuerdo que, por fin, parece que le permitirá respirar hondo y apartar de su lado el fantasma de los problemas económicos, por lo menos a corto plazo. Así lo anuncia el club en un comunicado publicado en la tarde de este jueves tanto en la cuenta oficial de Twitter del club como en la página web canaldeportivo.com

El acuerdo se habría logrado esta mañana, cuando por una parte la entidad herculina, y por la otra las financieras Abanca y Banco Sabadell, firmaban un notario el dicho acuerdo, basado en un importe total de 14 millones de euros, y con duración comprendida entre enero de 2017 y la temporada 2031-2032.

Anuncios
Anuncios

Antes de la fecha del comienzo, se produciría una fase inicial de carencia.

Por otra parte, la carga de amortización será progresiva, de modo que será menor en las primeras temporadas y se irá incrementado hasta lograr su máximo alcance en las últimas. Así, hasta enero de 2023 el capital a amortizar de forma ordinaria será del 20%, pero entre julio de 2029 y julio de 2032 será del 40%.

Igualmente, el acuerdo incluye una cláusula que contempla la posibilidad de descenso de categoría del Depor por causa deportiva. En este caso, la amortización desciende a 200.000 € en cada temporada en Segunda División, si bien el club debería aportar en compensación cuotas extraordinarias una vez retornase a Primera.

Los problemas económicos, una constante

Los problemas económicos venían siendo frecuentes en los últimos años para los blanquiazules.

Anuncios

En noviembre de 2012, la entidad sufrió un duro revés al sufrir el embargo de sus derechos televisivos, así como de parte de sus ingresos de publicidad gestionados por Santa Mónica Sports y los ingresos de patrocinio con Estrella Galicia y Vodafone. En junio de 2013, la entidad perdía el control de sus empresas filiales. Ya en febrero de 2014, el Juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña aprobaba el convenio propuesto por los deportivistas, de modo que la entidad declaraba la suspensión de pagos y se acogía al concurso de acreedores. #Crisis #Fútbol #Deuda