Se está haciendo fuerte en las grandes citas Stanislas Wawrinka, o por lo menos así parece, debido a los resultados conseguidos en las últimas temporadas.

El noveno jugador del ránking mundial superó a Jo-Wilfried Tsonga en cuatro parciales (6-3/6-7/7-6/6-4), luego de una batalla de tres horas y 46 minutos. Este triunfo le posibilitó al europeo alcanzar su segunda final de Grand Slam, tras la consagración en Australia en el 2014.

No fue un duelo fácil para el suizo, tal como se esperaba previamente. Luego de un comienzo arrollador, el potente tenista suizo se dejó estar en el segundo set (sacó 4 a 3 con break a favor), y lo terminó pagando en la "muerte súbita", en la cual cayó sin atenuantes por 7 a 1.

Anuncios
Anuncios

El tercer parcial fue bisagra para ambos jugadores. Tsonga, apoyado por una Philippe Chatrier colmada, tuvo las mayores chances, pero dejó pasar innumerable cantidad de ventajas para quedarse con el saque de su rival y lo terminaría pagando muy caro (contabilizó 17 chances de quebrar, de las cuales tomó solamente una). El segundo tie-break del encuentro cayó para el lado de Stan, por 7 a 3.

El arranque de la cuarta manga marcaría la diferencia que a la postre sería decisiva. Un quiebre en cero al saque del francés fue el golpe maestro para Wawrinka, quien supo hacer valer su servicio (consiguió 15 aces) y cerró el partido por 6 a 4.

El tenista helvético buscará ahora lograr su segundo torneo grande, luego de consagrarse el año pasado en Australia frente a Rafael Nadal. Su rival aun es una incógnita, ya que Novak Djokovic y Andy Murray tuvieron que suspender su encuentro en el cuarto set (6-3/6-3/5-7/3-3 para el serbio) debido a una amenaza de tormenta.

Anuncios

El número 1 del mundo y el 3 culminarán el match este sábado.

Lo concreto es que Wawrinka ya tiene su lugar asegurado en la final del domingo. Apoyado en el mejor revés a una mano del circuito, un juego altamente ofensivo, un saque muy potente aunque irregular, el segundo mejor suizo del mundo tiene varias razones para ilusionarse en lo que será la segunda gran cita de su carrera. #Roland Garros #Tenis