El mítico futbolista del F.C. Barcelona, que devolvió la alegría y la magia a un equipo que no pasaba sus mejores momentos deportivos, devolvió la ilusión a una hinchada que se había acostumbrado a un papel secundario en la Liga de Fútbol Profesional, se retirará este año en su equipo actual, Los Gallos Blancos de México.

Tras una trayectoria futbolística envidiable, Ronaldinho acabó en México, donde terminó jugando la final de liga contra el Santos, en el que fue sustituido en el primer tiempo y abandonando el campo de malas maneras, pues su aportación estaba siendo discreta y su equipo acababa de quedarse con diez jugadores tras la expulsión de un defensa.

Anuncios
Anuncios

Deportivamente lo ha ganado todo esta gloria viva del fútbol, pues todo comenzó tras su fichaje por el F.C.Barcelona, donde marcó una época, solo hay que observar su primer gol, contra el Sevilla en Liga, donde tras ir perdiendo, cogió el balón en medio del campo y tras driblar a 3 jugadores marcó uno de los mejores goles que el Camp Nou ha visto nunca, desde 30 metros, con el portero bien colocado y haciendo el balón la famosa "folha seca", imposible para el portero.

En el Barcelona consiguió ganar el Balón de Oro, siendo nombrado el mejor jugador del mundo, acabó con la sequía de títulos con la obtención del famoso doblete, Liga y Champions, siendo Ronaldinho el estandarte del proyecto que comenzó el actual aspirante a la presidencia del F.C.Barcelona, Joan Laporta.

Tras conseguir el doblete, la siguiente temporada Ronaldinho mostró una bajada considerable de su físico e implicación con el equipo y se hablaba más de sus salidas nocturnas que de su rendimiento.

Anuncios

A la siguiente temporada, con la llegada de Guardiola, El Barça decidió venderle al Milán, pues Guardiola no contaba con él.

En su paso por Italia no brilló lo que se esperaba, pues en tres temporadas solo pudieron conseguir un campeonato de Liga y donde se solía hablar más de sus fiestas y salidas nocturnas que de su implicación con el equipo, por lo que se le traspasó al Flamengo, en donde, durante su primera temporada dio muestras de que no había perdido su calidad y mostró chispazos de mejoría, pero en su segunda temporada se lesionó de gravedad y apenas tuvo minutos.

Durante sus temporadas posteriores, era más común ver a Ronaldinho en clubes de alterne que en entrenamientos y partidos, pero aun así todo el mundo recordará a este crack de talla mundial, que demostró que tenía la capacidad necesaria para ser el mejor jugador de la historia. #FC Barcelona #Deportes Barcelona