Recién culminada la temporada en España, ya se produjeron cambios muy importantes en uno de sus grandes protagonistas. Se trata del #Real Madrid, el claro perdedor ante el resurgimiento futbolístico del Barcelona. La flamante contratación de Rafael Benítez como entrenador abre nuevas ilusiones para la escuadra "merengue", aunque carga de responsabilidad a un entrenador que deberá demostrar todo su repertorio desde el primer partido.

Luego de la eliminación ante la Juventus en su propia casa, en los pasillos del Santiago Bernabéu ya rondaban los rumores sobre el inminente alejamiento de Carlo Ancelotti del banquillo blanco.

Anuncios
Anuncios

Y una vez finalizada la temporada, estos pensamientos se transformaron en realidad: el italiano dejó su cargo y abrió paso para la llegada del DT español.

Con una amplia trayectoria en su espalda (pasó por una decena de clubes), Benítez sabe que este desafío no es como ninguno de los anteriores. La institución madrileña, la gente y su plantel, lo obligan a conseguir resultados desde el primer paso, sin oportunidad de tropezar ni trastabillar.

El entrenador de 55 años llega tras un paso irregular en el Napoli, con el que consiguió dos títulos (Copa de Italia y Supercopa italiana), pero fracasó en el ámbito internacional. Y lo último no parece un dato para nada menor, ya que en el conjunto madrileño ese marco ya forma parte de una obsesión más que un objetivo, a pesar de haber conseguido la deseada décima Champions League hace aproximadamente un año.

Anuncios

Rafa tendrá a su cargo a jugadores de la talla de Cristiano Ronaldo, Karim Benzema, James Rodríguez, Gareth Bale, entre tantos otros. Si bien estos nombres dan tranquilidad en cuanto a la calidad que poseen, también implican una responsabilidad muy grande. Y para un entrenador que no ha tenido nunca en sus planteles nombres tan rutilantes no parece un desafío fácil.

El dato que apoya esta nueva contratación de Florentino Pérez es el paso victorioso que tuvo por el Valencia, allá por el 2001. Si bien es un recuerdo muy lejano, la obtención de dos Ligas con el conjunto Ché (2002 y 2004), más la consagración en la Europa League (2004) crean positivismo en su entorno, aunque sea una institución totalmente diferente a esta, en cuanto a su historia e ideología.

La era de Benítez al mando del Real Madrid está pronta a comenzar. Logros y decepciones mediante, el técnico tiene claro que deberá tener un comienzo alentador para calmar la ansiedad de la gente blanca. De lo contrario, su estadía en el conjunto madridista puede ser fugaz. #Fútbol