Con algunos sobresaltos, #Rafael Nadal sigue su camino en busca de la mejor forma tenística antes de la gran cita en Wimbledon. El primer preclasificado en Stuttgart venció en la jornada de hoy a Bernard Tomic, por parciales de 6-4, 6-7 (6) y 6-3. El mallorquín ahora se verá las caras con Gael Monfils, en lo que asoma como un duelo de alto riesgo.

Muy similar al partido del debut fue el cotejo de hoy para Nadal. Tras un buen primer set, en donde tuvo un porcentaje del 62 % con su primer servicio, el zurdo desperdició un match point en el segundo y tuvo que definirlo en tres, tal como le sucedió ante Marcos Baghdatis.

Dejando de lado las dudas previamente mencionadas, el décimo tenista del ranking en la actualidad mostró buenas impresiones en su segundo encuentro en el césped de Alemania.

Anuncios
Anuncios

De la mano de un saque regular y preciso (convirtió 14 aces), el oriundo de Mallorca va elevando su nivel de a poco.

En el choque de hoy ante el australiano, tuvo varias chances para definirlo en sets corridos, pero la falta de confianza le sigue complicando los cierres de los partidos. En este caso, tuvo quiebre a favor en el comienzo del segundo, y un punto para ganarlo en el 6-5 del tie-break. Muchas dudas y, en especial, una costosa doble falta lo llevaría al decisivo nuevamente.

El el tercero mostraría toda su jerarquía. Ruptura rápida del servicio de su rival y luego todo se basaría en administrarla hasta el final. Mediante un claro 6 a 3, tras dos horas y 20 minutos de juego, el de España se metería en las semis de este torneo disputado en hierva, cortando una larga sequía de cuatro años sin lograrlo.

Anuncios

Su próximo rival será altamente peligroso, sobre todo para el momento que se encuentra atravesando el tenista zurdo. El francés Monfils, quien dejó atrás a Philipp Kohlschreiber en tres reñidos parciales, puede ser una piedra muy grande en su camino.

La historia entre el mallorquín y el parisino favorece claramente al primero. Se enfrentaron en 12 oportunidades, con 10 triunfos para el rey de la arcilla. El último choque se produjo en el Abierto de Australia, en donde la victoria quedó en manos de Rafa (6-1/6-2/6-3).

Nadal pretende llegar de la mejor manera a la gran cita londinense que se aproxima. Y para eso deberá alzarse con el título en Stuttgart, un objetivo al que aun le quedan dos escollos por sortear. #Tenis