Uno de los momentos más delicados de su carrera está atravesando #Rafael Nadal. El exitosísimo tenista español culminó una muy floja gira en polvo de ladrillo (logró únicamente el título de Buenos Aires), y tras su eliminación en los cuartos de final de Roland Garros bajó hasta el puesto 10 del ránking ATP, algo que no le ocurría desde hace más de una década.

Además del flojo nivel tenístico mostrado en lo que va de la presente temporada, Nadal sufrió una gran recaída en el ránking, en el cual se encuentra en el último escalón del Top Ten, con 2930 puntos. No haber podido defender las 2000 unidades conseguidas en Roland Garros el año pasado fue el detonante para dicha merma en la clasificación.

Anuncios
Anuncios

El zurdo casi que desconoce dicha colocación, ya que el 25 de abril de 2005 estuvo en el puesto número 11, del cual treparía al séptimo para jamas bajar de allí. Prácticamente diez años más tarde, el mallorquín vuelve a estar en esta situación, algo que seguramente no será cómodo para encarar la gira que se aproxima en canchas rápidas.

Ránking al margen, el nivel de juego mostrado por Rafa tampoco es muy alentador para él y su grupo de trabajo. Si bien en el abierto francés chocó frente a un inspirado Novak Djokovic que poco le dejó hacer (lo derrotó en tres sets corridos), hace tiempo que no se ve la mejor versión de su juego, y sobre su superficie favorita es un dato, como mínimo llamativo.

Sus golpes parecen no hacer el daño que antes que causaban en sus oponentes. El drive, el termómetro en su juego, no alcanza la profundidad deseada, y generalmente queda tan corto que invita a sus rivales a atacarlo.

Anuncios

El revés acompaña, aunque no es punzante como en otros momentos. El saque cumple con la efectividad en cuanto al porcentaje, pero le regala pocos puntos "gratis". Su mentalidad sigue siendo el arma que lo mantiene firme ante la adversidad, aunque necesita la plenitud de sus golpes ante contrincantes de la talla de Djokovic, Federer o Murray, por citar algunos nombres.

La gira sobre césped se asoma, y Nadal sabe que debe levantar mucho su nivel tenístico si pretende volver a los primeros lugares del ránking. El ambiente y la superficie no le serán de gran ayuda, aunque con la calidad que posee seguramente tienda a sobreponerse ante este momento de oscuridad. #Tenis