Con un nuevo trofeo de la Champions League en sus vitrinas, Lionel Messi buscará seguir estirando su gran momento junto a la Selección Argentina. El rosarino sabe que una consagración en tierras trasandinas lo pondrán en la cima del #Fútbol mundial otra vez, y logrará un título que hace más de 20 años no se consigue.

La Copa América ya está pronta a comenzar, y la ilusión de la Selección de Gerardo Martino es muy grande. No es para menos: tiene en sus filas al mejor jugador del mundo, el cual llega en un momento de gracia tras conseguir el triplete con el Barcelona, y con sed de revancha tras lo ocurrido ante Alemania.

Anuncios
Anuncios

Si bien el subcampeonato en Brasil 2014 ya es lejano, en el entorno albiceleste saben que es hora de conseguir un nuevo título. Y esta competición parece llegar en el momento justo, sobre todo para Messi, quien a sus 27 años (cumplirá 28 en el transcurso de la Copa) se ve con la maduración necesaria para encarar este tipo de desafíos.

La gran temporada realizada con su club apoya la idea de que llega en un momento casi inigualable. Con un juego reinventado nuevamente, la confianza por las nubes, y un nivel físico sin fisuras, "la Pulga" tiene por delante un desafío muy claro: coronarse con su país.

Si bien el marco es otro, el entorno parece ser uno de los mejores para que el delantero oriundo de Rosario pueda desplegar su juego como lo hace en España. Rodeado de futbolistas que ya conoce, con los que compartió vestuario un mes entero en Brasil, el 10 debería sentirse cómodo y a gusto, ya que llega a un ambiente que le es muy familiar.

Anuncios

El crack argentino deberá cambiar el chip de cara a esta competencia. Así como lo hizo el año pasado, aunque con algunas diferencias claras. Los rivales son otros, las canchas y las formaciones también serán diferentes, pero el grupo que lo acompañará será casi el mismo, aunque con una cabecilla diferente, pero muy conocido por él, como lo es Martino.

Será esta una nueva prueba en la ascendente carrera de Messi. El reto está muy claro para él y sus compañeros: necesita ganar la Copa, los 22 años de sequía ya parecen ser demasiados. Y para alguien que está muy acostumbrado a conseguir títulos, la consagración en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 ya le queda muy chica. #Lionel Messi