Con la final de la #Champions League a horas escasas, la expectación por saber el ganador de esta edición de Champions League es máxima. Las casas de apuestas dan como claro vencedor al equipo entrenado por Luis Enrique, el #Fútbol Club Barcelona, que de ganar este título (al igual que la Juventus), conseguirían un triplete de títulos.

Y es que el gran estado de forma de los jugadores del Barça, que están al cien por cien de su capacidad física y además cuentan con una dinámica ganadora, añadiendo a un Lionel Messi firmando los mejores partidos que se le recuerdan, preocupa muchísimo en Italia. Tanto es así, que sólo un gran sistema táctico podría frenar al Barcelona.

Anuncios
Anuncios

Vayamos por partes.

Con la defensa mermada debido a la baja muy sensible de última hora del jugador Giorgio Chiellini, la Juventus de Turín tendrá que confiar en Barzagli, un defensa muy experimentado que usará su experiencia y su veteranía para ser un líder de la defensa central que guiará a sus compañeros de defensa a estar bien colocados en todo momento.

Por otra parte, desde Italia se prevé que la Juventus de Turín juegue con cuatro centrocampistas en el campo. Con esta variante táctica, el entrenador de la Juventus buscaría juntar a muchos jugadores en el centro del campo y dificultar la transición de la pelota entre jugadores del Barça. Además, se buscan "robos de balón" que puedan llegar de forma rápida al área de Ter Stegen, y no hay nadie mejor para eso que Paul Pogba.

El centro del campo lo formarían Andrea Pirlo, un jugador de muchísima calidad que pondría en peligro al Barça con su gran visión de juego pero sobre todo, con sus grandes lanzamientos de falta.

Anuncios

Pirlo ha marcado muchísimos goles esta temporada desde lanzamientos de falta y eso es algo que preocupa mucho a Luis Enrique. Por otra parte, Pogba y Marchisio buscarían el robo de balón en zona de medio campo para conducirlo rápido al área rival y a un Arturo Vidal que podría jugar detrás de los delanteros para hacer un pressing más agresivo a los defensas.

Añadiendo al pressing a Carlos Tévez y a Álvaro Morata, el FC Barcelona lo tendrá muy difícil para hacer circular la pelota, puesto que la zona de mediocentro estará muy poblada. Aun así, el Barça sigue siendo claro favorito, pero esto es una final y la Juventus de Turín tiene muy buenos jugadores.