Durante la temporada 2014/2015, se hablaron de varios futbolistas que estaban llamados a ser estrellas de clase mundial, entre ellos se encontraba Arturo Vidal, que sin ser uno de los más destacados, debido a que juega junto a grandes futbolistas que podían eclipsarlo, ya sea Pirlo, Buffon e incluso otro de las estrellas de futuro, Pogba, a conseguido llegar a lo más alto siendo uno de los estandarte de la Juventus, pero en las últimas horas solo se ha hablado de su serio problema con el alcohol, que ha podido costar la vida a varios conductores que se encontraban en la misma carretera,  e incluso a la de su esposa que iba con él en el coche cuando triplicaba la tasa de alcoholemia.

Anuncios
Anuncios

Los hechos transcurrían durante la disputa de la Copa América, donde Arturo Vidal era jugador del torneo debido a su gran rendimiento y a sus goles, pero de la noche a la mañana se ha dejado a un lado lo deportivo para hablar del daño que se está haciendo, tanto a él como a lo que los rodean.

Su primer altercado fue en 2007, jugando las semifinales del Mundial Sub-20 de Canadá, tras ser eliminados por Argentina, Vidal y varios de sus compañeros, se enzarzaron en una pelea con los policías, por lo que fueron detenidos y conducidos al cuartel, lugar donde Vidal acusó a los guardias de haber sido insultado de manera racista por los mismos guardias y de que usasen la fuerza excesivamente con él, más tarde se demostró que había bebido y no se produjeron tales insultos ni fuerza excesiva.

Anuncios

Otro grave altercado fue el que le costó 10 partidos de sanción con su selección, pues al acudir al bautizo de un hijo de sus compañeros, la fiesta se alargó y a la mañana siguiente llegaron tarde al entrenamiento y en un estado de embriaguez evidente. Tras esto, el seleccionador los sancionó con 10 partido a todos los que llegaron tarde, pero tras cumplir 5 partido levantó la sanción.

No es extraño encontrar varios altercados que ha tenido con su equipo actual, la Juventus, pues ha sido castigado y multado en reiteradas ocasiones, tanto por llegar tarde a entrenamientos, como por altercados nocturnos, con alcohol y peleas de por medio. Y ya el último a sido el de 2015, cuando, en su día libre con la selección, acudió por la noche a un casino y tuvo un accidente con su Ferrari, que bien le pudo costar más que un susto. Tras el accidente, se comprobó que triplicaba la tasa de alcoholemia y usó una actitud desafiante con los guardias.

Tras comprobar todos los antecedentes conflictivos con el alcohol y las fiestas nocturnas, cave replantearse seriamente si este jugador es fiable para ficharlo y si da buen ejemplo a la juventud de como debe comportarse un futbolista. #Coches #Fútbol