Tuvieron que pasar cuatro décadas completas para que Golden State volviera a alcanzar la cima de la NBA. El conjunto conducido por Steve Kerr derrotó como visitante a Cleveland Cavaliers por 105 a 97 y alcanzó su segundo anillo de campeón luego de que la franquicia se mudara a California, el cuarto desde su creación (1946).

Con el inigualable aporte de Stephen Curry, el jugador más valioso de la temporada, sumado a la gran actuación del veterano Andre Iguodala (31 años), nombrado MVP de la final, los Warriors lograron un título muy deseado y merecido de principio a fin.

Con la serie 3 a 2 a favor de los candidatos por lo hecho a lo largo del año, el sexto duelo se mudaba a la casa de Lebron James.

Anuncios
Anuncios

Y allí la visita se hizo fuerte desde el cuarto inicial, el cual terminaría ganando por 13 puntos de diferencia (28-15). Pero la tenacidad de los Cavs se hizo presente, y con el aporte constante de su gran estrella la primera mitad terminaría prácticamente igualada (45-43).

El tercer chico sería decisivo. Ahí fue donde los conducidos por Kerr sacaron a relucir toda su versatilidad y eficacia en el aro contrario, dejando el parcial a su favor 28 a 18.

El último cuarto de esta apasionante final no distaría de emoción. El quinteto principal de David Blatt dio la cara ante su gente, logrando achicar la diferencia a un par de posesiones. Pero Curry y compañía sentenciaron el asunto, mediante una seguidilla de triples fulminantes.

Poco premio para James y los suyos, que a pesar de la ya sabida inferioridad en cuanto a las alineaciones generales, lograron poner en jaque al mejor equipo de la temporada.

Anuncios

El alero y capitán culminó el encuentro con 32 puntos, 18 rebotes y 9 asistencias, quedando a una del récord de lograr tres triples dobles en toda la serie.

Del lado del ganador, las grandes figuras fueron los ya mencionados Curry (25 pts., 6 reb. y 8 ast.) e Iguodala (25 pts., 5 reb. y 5 ast.). El último terminó quedándose con el trofeo del jugador más valioso de estas finales, gracias a su tremendo aporte en la pintura.

Premio merecido para un equipo que mostró su poderío a lo largo de todo el año basquetbolístico (terminó con un registro de 67 triunfos y 15 derrotas). También vale la distinción para su entrenador, un novato en esta materia que terminó llevando a una gran cantidad de jóvenes a alcanzar su primer anillo de campeonato. #Baloncesto