Mi padre es zaragocista desde que recuerda, igual que mi abuelo. Me cuenta que mi abuela le pegaba con esparadrapo un uno y un cero en una camiseta blanca, le cosía un escudo del Zaragoza y ya tenía la camiseta de Nino Arrúa. Me habla de la Copa del Rey con el Barcelona de Rubén Sosa, de la final de la Recopa… Pasamos un verano entero imaginando como iba a ser un Zaragoza con Pablo Aimar, Diego Milito… Cuando íbamos al campo me decía: "nosotros no le decimos eso al árbitro", "nosotros no le gritamos así a Eto'o". Ahora ve los partidos del Zaragoza en casa, no puede ir al campo, aunque me ha traído y venido a buscar durante muchos años, demasiada tensión.

Anuncios
Anuncios

Se los pasa pasillo arriba, pasillo abajo, mira un poco la tele y en cuanto hay una jugada de peligro en contra al pasillo otra vez.

Me cuenta que el partido del Las Palmas fue como el de la promoción con el Murcia de 1.991, con la Romareda llena, Víctor Fernández en el banquillo. Fue el comienzo de algo grande.

No imaginábamos aquel verano de 2.006, con la llegada de Pablo Aimar, que iba a ser el comienzo de la época más nefasta de la historia del Real Zaragoza. Descubrió lo que es ser seguidor de un club que no paga a sus trabajadores, que "chanchullea", pero es igual, no se puede dejar de ser lo que se es. Y siguió sufriendo durante años hasta el verano pasado. Un grupo de personas, cuando el club iba a desaparecer, decidieron hacerse cargo del Zaragoza, la Fundación Zaragoza 2.032.

Anuncios

Y mi padre me decía, ahora todo da igual, el Real Zaragoza continuará. E hicieron un equipo mermado por las deudas, con sólo 18 fichas profesionales, con un limitado presupuesto para estas fichas, y la Romareda volvió a ser un estadio que respiraba #Fútbol. A pesar de que la temporada ha sido complicada estamos a un partido de poder subir a Primera División y mi padre me recuerda que con aquel partido de la promoción con el Murcia de 1.991 comenzó un ciclo en el Zaragoza que concluyó con el gol de Nayim en la Recopa de 1.995. Soñar es gratis. Pero me gusta ver a mi padre pasillo arriba, pasillo abajo viviendo con intensidad los partidos de los domingos. #Liga #Deportes Zaragoza