Cuando la euforia Blaugrana aún dura resacosa en la mente de más de uno por la conquista del segundo triplete de su historia, la vista en la próxima temporada 2015-2016 ha traído consigo a un nuevo fichaje a las filas del nuevo equipo de Luís Enrique: Aleix Vidal.

El regreso de Aleix Vidal le trae a la mente, sin lugar a dudas, el haber formado parte de la cantera del Barça de 1989 con compañeros como Jordi Alba entre otros. Y es que la vuelta de Aleix Vidal al #FC Barcelona tras su salida de este, no ha sido un camino sin espinas.

En la cantera azulgrana su paso fue fugaz. Tras dejar el club, jugó en el Cambrils, Damm, Real Madrid, Nàstic y Espanyol.

Anuncios
Anuncios

Después en la temporada 2008-2009 decidió probar suerte en el extranjero y jugó en el equipo Pantharakikos ocho encuentros.

De vuelta a España, el Nástic de Tarragona lo fichó pero una vez más, tras estrenarse en el primer equipo, bajó al filial la Pobla de Mafumet que jugaba en Tercera División.

La temporada siguiente ficho por el Mallorca y su destino, como pasó ya en Tarragona, lo hicieron ir al filial balear en 2ªB.

Con el descenso a Tercera de su equipo, el jugador decidió probar suerte en el Almería B donde por fin encontró su gran oportunidad, su destino. Subió al primer equipo y logró hacerse valer como futbolista. El Sevilla pronto no dejó escapar su fichaje. En la ciudad Hispalense es donde ha conseguido consagrarse como uno de los mejores futbolistas de la temporada.

Anuncios

En su presentación que duró pocos minutos, Vidal vio cumplido su sueño de pisar el césped del Camp Nou engalanando la camiseta blaugrana en la que aún no aparecía el número que llevará para la próxima temporada.

El defensa, dio los clásicos toques de balón y chutó algunos a las gradas donde los seguidores le animaban mientras el posaba, con la camisa de rayas horizontales nueva para la temporada 2015-2016 del FC Barcelona.

Trece años después que dejara el club que formó parte de sus inicios como jugador de #Fútbol, regresa al equipo azulgrana dispuesto a demostrar todo lo que vale y con un poquito de suerte, se quitará el sabor agridulce que le quedó en los labios tras tener que marcharse para labrarse un futuro como futbolista que no ha sido nada fácil. #Deportes Barcelona