Los aficionados del #Fútbol Club Barcelona están de enhorabuena. El Barça es el nuevo campeón de la Champions League, el título más codiciado por todos los equipos europeos, y con este, consigue su segundo triplete de la historia, siendo el primero el triplete conseguido en la etapa de Pep Guardiola.

Y lo ha conseguido en un partido bastante reñido y con muchísima polémica. El Fútbol Club Barcelona se ha impuesto a la Juventus de Turín por un resultado de 1 a 3 con los goles de Rakitic, Luis Suarez y Neymar. Por otro lado, Álvaro Morata marcó el único gol de la Juventus. Aunque este resultado pueda parecer el de un partido fácil, no lo es para nada.

Anuncios
Anuncios

Comenzó el partido bastante bien para el Barsa, que se adelantó a los cuatro minutos del partido gracias al gol de Ivan Rakitic tras una buenísima jugada colectiva, en el que los jugadores del Barça tocaron la pelota dentro del área rival para dejarle a Rakitic un balón buenísimo para que el centrocampista hiciera el gol. Era el minuto 4 del partido y se preveía que ya estaría hecho, pero... esto es una final de Champions.

La Juventus no entró al partido hasta más o menos el minuto 15, cuando intentó dominar algo más el partido. Pero no transcurrió mucho más por el partido. Arturo Vidal y Paul Pogba vieron la cartulina amarilla por duras entradas y ambos equipos tuvieron ocasiones de peligro pero sin llegar a ser ocasión manifiesta de gol.

El Barça se iba al descanso con un resultado de 0-1 a favor.

Anuncios

Pero en la segunda parte lo pasó mal. En el minuto 55 del partido, Álvaro Morata cogió un rechace de Ter Stegen para empujar la pelota al fondo de la red y poner el empate a 1 en el marcador. La Juventus estaba muy metida en el partido y le generaba muchísimo peligro al #FC Barcelona. Y llegó la jugada de la polémica, ya que Dani Alves hizo un claro penalti a Pogba que el árbitro no señaló. Justo después, Luis Suarez volvía a adelantar en el marcador a su equipo.

La Juventus lo intentaba, pero el Barça dominaba el encuentro. Neymar marcó un gol que posteriormente fue anulado por mano y la Juventus llegaba con peligro pero sin ocasiones manifiestas de gol. La Juventus iba ya a la desesperada en los últimos minutos de partido, y fue Neymar, en una contra, quien sentenciase la eliminatoria en el último minuto de juego. Así pues, el Barcelona conseguía su ansiado triplete y es el nuevo campeón de la Champions League.