El PSG quiere llevarse a #Cristiano Ronaldo el verano que viene a París. Al-Khelaïfi, el jeque, pone sobre la mesa 125 millones de euros para hacer posible el fichaje.

Dice el diario L´equipe que hay un acuerdo, que el PSG estaría dispuesto a poner 125 millones para fichar al astro portugués. La información la han hecho pública con todo detalle. El jeque planea la que parece la operación más importante de la historia del #Fútbol. No tiene prisa, no es inminente, pero su plan está claro. Ya se han hecho eco medios de toda España, Portugal y por supuesto el resto del mundo.

Al-Khelaïfi ya ha pagado 21 millones por Ibrahimovic, 45 por Thiago Silva, 45 por David Luiz o 65 por Cavani entre otros grandes fichajes.

Anuncios
Anuncios

Ahora tiene 125 millones para pagarle al Real Madrid y 150 millones para el sueldo de Cristiano Ronaldo.

El plan del jeque para llevarse a Cristiano al PSG pasa por:

PRIMERO. La operación se realizaría el próximo año, en junio de 2016. Ibra se marcha ese año y CR7 sería un recambio perfecto.

SEGUNDO. El #Real Madrid estaría abierto a negociar. Cristiano tendría ya 31 años y Florentino Pérez no vería mal su marcha a ese precio.

TERCERO. El jugador aumentaría su salario y sería la estrella del proyecto del PSG.

POR ÚLTIMO. Verratti, sueño de Florentino, podría jugar un papel esencial en la operación.

Y hay que recordar que no hace mucho el Manchester United llamó a la puerta y Florentino dijo que ni se molestasen, que no iban a negociar. Pero le han pasado tantas cosas a Cristiano que, ahora quien sabe...

Anuncios

Todo esto llega en un año complicado para Cristiano Ronaldo. Desde que le entregaron el Balón de Oro en enero, la temporada 2014/2015 se torció. El equipo, la prensa, Irina Shayk, los paparazzi, Kevin Roldán...

El portugués de momento está ajeno a los rumores y está concentrado con la selección portuguesa. Pero hay que reconocer que no ha sido un año fácil para Cristiano en el club blanco.

Solo falta un año, el jeque es paciente, el plan está diseñado. O el Real Madrid pone alarmas, o el robo del siglo tiene fecha.