Varias pancartas en contra de Gerard Piqué fueron retiradas del aeropuerto de León antes de la llegada de la Selección tras el partido contra Costa Rica, una muestra más de la pitada nacional que está recibiendo el jugador del F. C. Barcelona por todos los rincones de España.

El próximo partido de la Selección Española de #Fútbol será contra Bielorrusia en Borisov. El partido es decisivo para la clasificación de España de cara a la Eurocopa de 2016 en Francia, y un sector muy amplio de la afición española está mostrando sus ideas en torno a Piqué. No es algo malo, sino todo lo contrario, al igual que el central defendió como libertad de expresión la pitada al Himno español pues ahora le toca recibir de su propia medicina.

Anuncios
Anuncios

Las pancartas expuestas en el aeropuerto fueron retiradas antes de que cualquier jugador de la selección pudiera verlas. La verdad es que no comprendo eso, es una muestra más de expresividad ante un descontento generalizado.

El temita del jugador pitado por todo un país es novedoso en la historia del fútbol español, pero es lógico entender porqué se le pita y se le increpa. A pesar de que algunos medios han visto esta pitada de El Reino de León como una herramienta de discriminación política hacia un futbolista usado como cabeza de turco del catalanismo. Puede ser, es cierto que tiene connotaciones políticas, pero también aspectos deportivos. En primer lugar, Piqué ha sido el único jugador de España en apoyar abiertamente la pitada, catalogándola de libertad de expresión, sus palabras han hecho mella en la afición española, y eso no se olvida.

Anuncios

Encima este personaje juega con la Selección. La hipocresía abunda mucho últimamente.

Piqué ha sido un niño mimado, mal criado desde siempre. Se podría decir que es inmaduro y extrovertido, y se le consiente todo. Su amigo Cesc Fábregas lo define y defiende de la siguiente manera: "Gerard es un chico peculiar, tiene una personalidad peculiar, es divertido, tiene un carácter muy abierto. No se come la cabeza. No lo he visto afectado sinceramente. Todos tenemos sentimientos. Seguro que a uno le llega por qué está pasando esto, pero es un chico fuerte". "Puede pasar con un triplete y una copita de más", esta última frase se refiere al dardito de Piqué al Real Madrid en la celebración del triplete culé.

Tan difícil no es averiguar si un jugador quiere jugar con España por devoción a unos colores o simplemente para chupar del bote, vamos digo yo. Del Bosque es un pintamonas en todo esto, no denunció los pitos al Himno nacional pero sin embargo denuncia los pitos a Piqué: "Me pone de mala leche la incitación al odio por parte de algunos medios entorno a la pitada a Piqué".

Anuncios

Entonces… ¿Piqué es más importante que España Vicente? Seamos coherentes de una vez, el pueblo manda y la selección es el equipo de todos, Pique debe marcharse de la selección para no volver a ser llamado. No quitemos las pancartas ni mensajes de la afición, es libertad de expresión también ¿no? Pues a apechugar con ello, probar de la propia medicina no sabe muy bien. #La Roja #Vicente del Bosque