En el #Fútbol no existen los merecimientos. Esta frase hecha le iba a retumbar por mucho tiempo a la Selección Argentina si no lograba el pasaje a las semifinales de la Copa América. Luego de hacer un muy buen partido, el conjunto dirigido por Gerardo Martino pudo acceder a esa instancia luego de sufrir en la tanda de penales. Carlos Tevez convirtió el decisivo, y los "albicelestes" se metieron entre los cuatro mejores de la competencia.

La tercera terminaría siendo la vencida para Argentina. Luego de malograr una gran cantidad de situaciones a lo largo del encuentro, y de fallar los dos penales que lo hubieran metido en la siguiente ronda, Tevez anotó el suyo y el conjunto de Martino selló su pase a las semifinales, tras muchos años de ausencia.

Anuncios
Anuncios

Ni bien comenzó el partido se pudo observar la idea de ambos equipos. Argentina, fiel a su estilo, tomó las riendas del juego y fue en busca de la diferencia. Colombia, totalmente desconocido, se refugió atrás y solo atinó a tirarle pelotazos a sus dos puntas, Jackson Martínez y Teófilo Gutiérrez.

Con un #Lionel Messi enchufado y participativo, los subcampeones del mundo hicieron todo para anotar el primer gol, pero chocaron una y otra vez contra la humanidad de David Ospina, imbatible en el arco rival.

En la segunda parte se vio la misma tónica. Si bien los conducidos por Martino bajaron la intensidad en su juego, fueron los únicos que intentaron atacar el arco contrario, ya que del otro lado la Selección de José Pekerman solo apostó a llegar a los penales. Y lo terminaría consiguiendo, ya que el empate 0 a 0 fue inamovible.

Anuncios

En la dramática tanda de los tiros desde los "once pasos", el conjunto de Messi (convirtió el primero) tuvo dos oportunidades para liquidar la serie, pero Lucas Biglia y Marcos Rojo le erraron al arco y estiraron la definición. Gracias a las manos salvadoras de Sergio Romero, la chance recaería en Tevez, quien cuatro años atrás había fallado el quinto frente a Uruguay, provocando la eliminación de su Selección. Pero, el flamante futbolista de Boca, esta vez no falló, en lo que era la tercera oportunidad para ganar. El destino y la justicia se hicieron presentes en Viña del Mar.

Argentina clasificó por penales, luego de perder las últimas tres definiciones que había tenido por esa vía en esta competición (1995, 2004 y 2011). A pesar de esto, Messi y compañía tuvieron una actuación más que positiva, y eso al entrenador lo debe dejar satisfecho.

Ahora esperan en semifinales por su rival, el cual saldrá del choque entre Brasil y Paraguay. Sufrimiento aparte, uno de los grandes candidatos sigue su camino hacia una nueva coronación.