'Accidentada'. Ese el merecedor titular de la carrera de este fin de semana en el circuito de Cataluña. Se planteaba un duelo de titanes sobre el suelo español, precisamente protagonizado por nuestras dos grandes apuestas en #Moto GP: Lorenzo vs. Márquez.

Una carrera que prometía sorpresas y aguardaba sustos. Apenas comenzaba el campeonato en Montmeló y la batalla ya se reñía entre Lorenzo y Márquez, que ocupando respectivamente la primera y la segunda posición, se alejaban del grupo peleando por liderar el podio. Pero poco duraría esta lucha en la que, en una pasada de frenada, Márquez se fue al suelo y tuvo que abandonar la carrera.

Aún quedaban 21 vueltas para el final cuando la promesa catalana tenía que despedirse de su afición y rendirse ante la fuerza del mallorquín.

Anuncios
Anuncios

Pero, no fue el único con mala suerte en esta jornada en la que también se fueron al suelo nada más empezar: Cal Crutchlow, Jonny Hernández, Andrea Dovizioso, y más tarde también Aleix Espargaró.

Un panorama que dejó la vía despejada para Rossi que se colocó segundo y un Dani Pedrosa que fue escalando hasta meterse también en el podio, con un más que decente tercer puesto. Valentino estaba aún lejos de Lorenzo, que contaba con una ventaja indiscutible, pero poco a poco iría recortando distancia hasta ponerse a rueda de Jorge.

Valentino Rossi, corredor de Yamaha, continúa líder en la clasificación del mundial, pero a tan sólo un punto de diferencia con Lorenzo, que le sigue de cerca. El italiano declaraba así tras terminar la carrera: "Tenemos sólo un punto de diferencia y la misma velocidad en la moto, así que va a ser interesante".

Anuncios

Y es que, verdaderamente Jorge, tras encadenar su cuarta victoria consecutiva en la categoría reina, parece imparable.

Las palabras de Márquez #Cataluña #Jorge Lorenzo

Aunque se le escapa el título del mundial entre los dedos, Marc Márquez sigue mostrándose positivo y arriesgando en cada carrera al máximo. Su entusiasmo y su energía son muestras irrefutables de que peleará hasta el final. Así explicaba lo ocurrido en Montmeló ante los medios: "Lo que ha pasado es que las ganas de estar en casa me han animado a arriesgar, pero cuando no estás bien para ir delante y fuerzas pasan estas cosas. Me encontraba fuerte para seguir a Lorenzo pero hay que tener cuidado con esta moto". En la clasificación general va quinto, pero aun así no dice adiós al mundial "la próxima vez irá mejor".