Si el rugby es poco aclamado (de momento) en España, lo que nadie dudará es que el #Fútbol es el opio de un pueblo entregado a este deporte. No todos saben, sin embargo, que los inicios a darle patadas al balón tuvieron lugar de mano de los ingleses y en una de las localidades más al sur de España, en la que aún hoy en día se sienten orgullosos de haber traído y dejado perpetuado este deporte en el alma nacional.

Ocurrió en Minas de Riotinto, localidad de la sierra de Huelva, en donde empezó a practicarse el fútbol como competición por primera vez en el año 1873. La compañía Rio Tinto Company Limited (RTCL) llegó a la ciudad onubense para hacerse cargo de la explotación de las minas.

Anuncios
Anuncios

La falta de comunicaciones y el aburrimiento provocaron que los ingleses se dieran al fútbol como su mayor entretenimiento. Los españoles los observaban hasta que finalmente se sumaron a la competición. Así surgió en 1878 el Club Inglés que, sin embargo, nunca se federó. Debieron de pasar once años hasta que de ahí naciera el Club Huelva Recreation Club, constituido por el británico W. Alexander Mackay, y que sentó la base del actual Club Recreativo de Huelva, decano del fútbol en España.