La poca elegancia que derrocharon en la final de la Copa de S. M. el Rey el F.C Barcelona y el Athletic Club de Bilbao fue escandalosa. No es solo culpa de los clubes, que tienen mucha por cierto, sino de unas aficiones que abogan por la libertad de expresión para dejarse los decibelios a la hora de pitar un himno nacional. De vergüenza, ¿libertad de expresión? No lo es si con ello se pisotea mi libertad, entonces estamos hablando de intolerancia, de violencia hacia un país entero, una bandera y un himno.

A lo largo de los últimos meses, han ido sucediéndose diversas advertencias desde la Secretaria del Estado para el Deporte, de la Casa Real, de políticos determinados, pero no he leído ni escuchado nada desde los clubes implicados.

Anuncios
Anuncios

Yo propongo de ejemplo a Manos Limpias, los cuales denuncian a los aficionados por la pitada: "Se ha producido no sólo una humillación, una vejación, un odio a las instituciones, sino también al conjunto de la sociedad española". Los motivos de discriminación y alevosía fueron los imperantes en el Campo Nuevo (Nou Camp), ofendiendo a muchas personas, a la sociedad española. No era libertad de expresión, sino libertinaje. Como dice Manos Limpias: "Evidentemente la libertad de expresión y manifestación tiene unos límites, ya que en estos hechos es patente y manifiesto la intencionalidad y el dolo para ofender a la instituciones y la sociedad española".

Estamos al comienzo del partido, suena el himno de España y una "muchedumbre" furiosa se dedica a silbar y pitar en provecho de la falta de educación y decencia propias que deben de caracterizar el deporte.

Anuncios

Por favor no más política en el #Fútbol, el deporte es competición y respeto por el rival, respeto sobre todo. Al término de la manifestación de poca cordura, la Federación fue advertida  por la Comisión Antiviolencia de que ambos clubes serían sancionados por lo ocurrido, esto ya lo dijo Miguel Cardenal: "Habría responsabilidad individual para los que efectuaran este tipo de comportamientos". Pues espero que haya una sanción ejemplar, porque no podemos tolerar esta clase de comportamientos y castigar el que se llame a un futbolista hijo de p…

La sanción debe de ser de órdago, no podemos permitir tales comportamientos en el fútbol. Y esto es un mensaje para el seleccionador Vicente del Bosque, porque no creo que sea yo el único que vio como jugadores del Barcelona reían durante la pitada, e incluso no intentaron paliarla en los días previos al encuentro. Dios mío si hasta Iniesta, que es manchego, no quiso decir que estaba mal eso por temor a los reproches de su propio club, lo tienen acojonado.

Anuncios

Si, el F.C Barcelona es más que un club… un partido político. Lo dicho, seleccionador si ves este tipo de cosas, pues no se llames más a Pique, Alba, Busquets y compañía, que jueguen con el equipo de su barrio a los Mundiales, pero no representan y no sienten los colores, así que no van más, que sean honestos con ellos mismos y los españoles, como hizo Oleguer.

Y por supuesto, cabe destacar la poca vergüenza del presidente Mas al lado del #Rey Felipe VI, con esa sonrisa en su cara mientras el público pitaba el himno. Desde aquí pido a todos los catalanes y vascos que no quieren la independencia, que me consta que son muchísimos más que los que la quieren, a que salgan a las calles en manifestaciones y acaben con esa lacra humana que solo busca violencia e intolerancia. #FC Barcelona