La FIFA vuelva a estar bajo el foco de la sospecha y lo criminal, en este caso han caído siete mandatarios del máximo organismo del #Fútbol mundial. Las autoridades de los #Estados Unidos declaran que el total de los delitos asciende a unos 160 millones de dólares. Un escándalo sin precedentes, pero claro esto ya olía a podrido desde que Quatar y Rusia se llevaron los Mundiales de 2018 y 2022.

Muchos son ahora los ventajistas que salen a la palestra para tener su minuto de gloria y atacar a la FIFA, ojo, no defiendo a esos mandatarios corruptos y ratas, todo lo contrario, que paguen por sus delitos. Uno de esos casos de ventajismo lo vemos en Romario, el exjugador blaugrana ha dicho lo siguiente: "Muchos de los corruptos y ladrones que le hacen daño al fútbol fueron presos".

Anuncios
Anuncios

Habla de "ratas" en la planta noble de la FIFA. Quizás es que esperaba "llevarse" algo él también y esta enfadado.

Los detenidos han sido puestos bajo custodia en Zurich, y son Jeffrey Webb, Eduardo Li, Julio Rocha, Costas Takkas, Eugenio Figueredo, Rafael Esquivel y José María Marín. La presunta prueba del delito radica en sobornos y pagos a través de bancos estadounidenses. ¿Y que tiene que decir el máximo mandatario de este órgano? Pues Joseph Blatter afirma que estas clases de conductas no son fútbol y deben de estar fuera de él. También apoya la acción judicial contra los imputados apoyándose en que las medidas podrán hacer más eficaz la seguridad dentro de la FIFA. Y yo voy y me lo creo… este tipo es el presidente y los imputados son de su comisión, no me creo que él estuviera ajeno a lo que pasaba por detrás, en la oscuridad.

Anuncios

La fiscal general de los Estados Unidos ha asegurado que los detenidos usaron tráfico de influencias para solicitar los sobornos a cambio de derechos comerciales, al menos esto afirma Loretta Lynch. Los derechos comerciales se basaban en el control de los derechos televisivos para la retransmisión de los partidos de la Copa América que se disputará en Estados Unidos el año que viene.

Otro que se une al sarao es Maradona, quien se apunta el tanto de haberlo avisado. "Los buenos se van a quedar, de los malos me voy a encargar personalmente". "Odian el fútbol y odian la transparencia, están viejitos. No pueden. Esto lo vamos a cambiar".

Hay que buscar una solución a todo esto, y es muy sencillo lo que hay que hacer; castigar la #Corrupción con cárcel, penas altas para los que juegan con el dinero y se enriquecen a costa de otros. Pero me huelo que por ser miembros de la FIFA, entre ellos dos vicepresidentes, no irán a la cárcel y mañana todo esto se olvidará. Qué vergüenza… seguro que otros más caerán, al menos tengo la seguridad de que la fiscal Lynch va a la caza de los corruptos, según ha dicho ella está dispuesta a acabar con la corrupción en el mundo del fútbol.