El vasco Mikel Landa, del equipo Astaná, ha sido ganador de la decimoquinta etapa del Giro de Italia de este domingo 24 de mayo de 2015 que tenía su final en las duras rampas del mítico puerto de Madonna di Campiglio. Tras una dura etapa dominada por el equipo kazajo del Astaná, un selecto número de corredores se disputaban la etapa en los últimos kilómetros del puerto.

A un kilómetro para la meta el ruso Yuri Trofimov del Katusha atacaba y dejaba la compañía de sus tres compañeros Mikel Landa, Alberto Contador y Fabio Aru. Sin embargo, a medio kilómetro de meta Mikel superaba al ruso y cruzaba la meta en solitario a 2 segundos de este.

Anuncios
Anuncios

Tras ellos Alberto Contador a 5 segundos y Fabio Aru a 6 segundos.

Gracias a las bonificaciones, el de Pinto aumenta su ventaja en la general con Fabio Aru tras su exhibición de ayer en la contrarreloj de Valdobbiadene. Así, y ante la jornada de descanso de mañana, Contador dormirá con una ventaja de 02:35 con el italiano Aru, 04:19 con Andrey Amador Bikkazakova y 04:49 con Mikel Landa que está realizando un Giro extraordinario.

Aunque Contador quería ganar la etapa de Madonna di Campiglio, al final de conformó con controlar y sacarle 5 segundos (1 + 4 de bonificaciones) al segundo clasificado. La etapa de Madonna di Campiglio es mítica y tras pronunciar su nombre a uno le viene a la cabeza el del malogrado ciclista italiano Marco Pantani.

En el Giro de Italia del año 1999 y tras una exhibición en la cumbre de la etapa de Los Dolomitas que terminaba precisamente en Madonna di Campiglio, era descalificado por un exceso de glóbulos rojos en su sangre.

Anuncios

Pantani nunca superó esta desacreditación pública y, a partir de aquí, su vida deportiva y personal empezaron a ir cuesta abajo, a una velocidad desorbitada, hasta su muerte, en extrañas circunstancias, cinco años después.

A una semana del final de la vuelta italiana Alberto Contador mantiene una diferencia con sus seguidores que no debe de dejar escapar. Aunque aún quedan seis etapas, dos de ellas durísimas (la del martes en la que se subirá el Mortirolo, y la del viernes con final en el alto de Cervinia) Alberto no parece resentirse de su hombro y debería mantener bajo control a sus seguidores. #Ciclismo