El Sevilla FC se erige campeón de la #Europa League por segundo año consecutivo ante el Dnipro Dnipropetrovsk de Ucrania. Con este título ya son cuatro el conjunto de trofeos que atesora el club sevillano, de esta competición.

A pesar de la victoria final, el partido no fue un camino plácido para los de Unai Emery. El encuentro se inició con un juego muy directo por parte ambos equipos, hecho que no permitió al Sevilla asentarse en el terreno de juego y desplegar su fútbol. El Dnipro golpeó primero de la mano de Kalinic, quien envió el esférico al fondo de la red con un cabezazo que culminaba un contraataque por la banda derecha en el minuto siete de la primera mitad.

Anuncios
Anuncios

El tanto de los ucranianos, lejos de hundir la moral de los andaluces, arengó al equipo español y les hizo reaccionar en cuanto a fútbol se refiere. El buen hacer de los centrocampistas del vigente campeón de la Europa League confirmó el papel de favorito con el que partía el Sevilla a esta final. Las combinaciones entre Banega, Reyes y Vitolo causaron estragos en la defensa rival. El dominio se trasladó al electrónico en el minuto veintisiete del primer tiempo a la salida de un córner. Krychowiak ponía tablas en el marcador con un tiro con su pierna derecha a pase de Bacca. El polaco daba alas a una afición que veía muy cerca volver a tocar el cielo europeo.

Posteriormente, y tras el empate, el Dnipro solo planteó problemas a los sevillistas con tiros lejanos que Rico se encargó de enmendar sin excesivos problemas.

Anuncios

Solo tuvimos que esperar hasta el minuto treinta para que el Sevilla se pusiera por delante en el resultado. Reyes aprovechó un fallo de atención de la zaga ucraniana para poner un balón en profundidad a Bacca, quien anotó el segundo gol tras superar al meta Boyko.

Tras conseguir la ventaja, el Sevilla bajó el ritmo de juego y retrocedió su posición dándole mayor posesión al Dnipro, hecho que los de Myron Markevych supieron aprovechar con algo más de dominio y peligro. El equipo de Emery pagó su relajación justo antes del descanso. Rotan superó a Rico con un golpeo de falta sutil en el minuto cuarenta y cuatro y dejaba el marcador en tablas para ambos conjuntos. Por otro lado, Konoplyanka causaba estragos por la banda derecha sevillista y Unai Emery dio entrada a Coke por Reyes para reajustar defensivamente al equipo.

A pesar de los cambios en defensa, el Dnipro seguía asediando la meta hispalense con contraataques peligrosos. Finalmente en el minuto setenta y dos el Sevilla consiguió ponerse por delante con un gol de Bacca gracias a una buena asistencia de Vitolo. El colombiano ponía de esta forma el resultado definitivo en una final más complicada de lo que se podía prever.

Los instantes finales del partido estuvieron marcados por la insistencia de los ucranianos y el accidente que protagonizó Matheus tras un golpe con Carriço. A pesar de las vicisitudes, el Sevilla FC consiguió alzarse con su cuarta Europa League en nueve años y ya forma parte de la historia del fútbol europeo.