Pocas personas, al menos de más de 20 años, no les vendrá a la cabeza al escuchar la palabra Viven la drástica historia de supervivencia… Bajo ese título se publicó un libro que después se haría mundialmente famoso con la película homónima estrenada en 1993. Ambas ficciones recrean la historia verídica vivida por un grupo de deportistas el 13 de octubre de 1973, cuando el avión en el que viajaban se estrelló camino de los Andes. Si la historia es conocida porque la supervivencia les obligó a comer carne humana, pocos recordarán sin embargo que los protagonistas de aquella historia eran uruguayos. Aquellos supervivientes del accidente del vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya eran el equipo uruguayo de rugby Old Christians Club de Carrasco, miembros del Colegio Stella Maris de Montevideo, junto a sus amigos y familiares.

Hoy en día, en la capital uruguaya puede visitarse un museo en su honor. Esta memoria colectiva provocó que más de uno se presignara cuando el pasado jueves 30 de abril, en el avión de Montevideo a Madrid, embarcará el grupo al completo de rugby sub 20 uruguayo, más conocido como Los Teritos #Deportes Bilbao