La #Liga BBVA siempre ha tenido sobre sí una niebla de críticas sobre el reparto de derechos televisivos lo cual propiciaba que los dos grandes clubes españoles, el F.C. Barcelona y el Real Madrid, tuvieran unos ingresos muy superiores a la resta de equipos, y por tanto los campeones de liga se disputaban únicamente entre ellos dos. Esto comenzó a cambiar el pasado año cuando el Atlético de Madrid consiguió hacerse con el título de liga en el Camp Nou, y así romper con todas las estadísticas. Y las cosas parecen haber cambiado esta temporada.

La diferencia de puntos entre los equipos que lideran la tabla es muy pequeña si la comparamos con ligas anteriores, donde el conjunto azulgrana o el blanco, alcanzaban la consecución del título con una diferencia cercana a los veinte puntos o más respecto al tercer o cuarto puesto. Este año, con un Valencia C.F. totalmente renovado, un Sevilla enchufado y un Atlético con la misma garra de siempre, buscan plantar cara a los dos grandes magnates de la liga. No obstante, pasan las semanas y todo sigue igual.

El F.C. Barcelona ha conseguido mantenerse en la primera posición, y con la reciente victoria frete al Valencia F.C. hace que la ilusión de conseguir el título aumente. El Real Madrid sigue la senda de la victoria para intentar alcanzar al club azulgrana, pese a las bajas que han tenido en el partido frente al Málaga. Mientras que Sevilla y Valencia mantienen una pelea que podría recordar a las más épicas por el primer puesto pero en este caso por el cuarto lugar que abre la puerta a la Champions League.

Por otro lado, en territorio hostil, nos encontramos al Atlético de Madrid. Con una distancia más o menos cómoda con respecto a la cuarta posición que le permite algún fallo durante las jornadas que restan. No obstante, pasan los días y por el momento las posiciones europeas se mantienen y salvo el sexto puesto de la competición, parece que los otros cinco tienen nombre y apellidos. Ahora solo queda esperar, y conocer quien será el campeón y el equipo que entrará a la máxima competición europea, jornadas de infarto son las que quedan por ver.