La #Liga BBVA no puede estar más emocionante. Con el empate de ayer del Barcelona ante el Sevilla (2-2), el Real Madrid se ha quedado a dos puntos de los culés. Si bien es cierto que antes de este empate el Barcelona gozaba de una ventaja que podía permitirle algún tropiezo, ahora los de Luis Enrique están obligados a ganar, o al menos, obtener los mismos resultados que el Madrid hasta acabar la temporada.

A falta de siete partidos, los dos clubes son candidatos al título. Son siete las finales que les quedan por delante en un calendario que no será nada fácil para ninguno de los dos equipos. Con un margen de error mínimo que será determinante a la hora de decidir la Liga.

Anuncios
Anuncios

Y además, con un añadido, que puede poner en aprietos esta lucha por el título, que es la Liga de Campeones, donde el #Real Madrid tendrá que enfrentarse ante un Atlético con sed de venganza, y por su parte, el Barcelona deberá medirse al París Saint Germain, que fue su rival en la fase de grupos.

Entre los partidos de Champions, de ida y vuelta, el Madrid recibirá en casa al Málaga, y además, los blancos podrían recuperar el liderato si ganasen el partido. Mientras que el Barcelona jugará también en casa contra el Valencia. Dos encuentros que serán decisivos tras el desgaste de los partidos europeos.

Tras estos enfrentamientos, los culés deberán visitar al Espanyol, al Córdoba y al Atlético de Madrid, mientras que en casa recibirán al Getafe, la Real Sociedad y el Deportivo de la Coruña.

Anuncios

Por su parte, el Real Madrid tendrá que salir del Santiago Bernabéu para visitar al Celta de Vigo, al Sevilla y al Espanyol, y recibirá en casa al Valencia y al Getafe. Un calendario bastante parecido que no cabe duda que sea apasionante.

Tras el partido en el Sánchez Pizjúan, Luis Enrique pasó por rueda de prensa donde manifestó que “no pasa nada, seguimos líderes y confiados”, restando importancia al resultado. Además el entrenador culé afirmó que en la primera mitad fueron "superiores, con un buen fútbol y creando muchos problemas al Sevilla". Respecto a los partidos que quedan por delante al Real Madrid, Luis Enrique admitió que "cuanto más complicados sean los partidos que tengan nuestros rivales, mejor".  #FC Barcelona